Fitness

El dolor en las rodillas al hacer deporte

Qué debemos tener en cuenta para no perjudicar esta zona del cuerpo

martes 26 de junio de 2018 - 7:21 am

La actividad deportiva implica movimientos repetitivos de flexión y extensión, además de sobrecargas y tensiones en una articulación como la rodilla; se trata de una articulación de carga, ya que soporta muestro peso corporal multiplicado por la gravedad.

Así pues, tanto la actividad repetitiva con una musculatura no entrenada, como el cambio en la intensidad del deporte que estemos realizando, o la práctica de deportes vigorosos o extenuantes para la rodilla puede condicionar la aparición de dolor o problemas.

La mayor parte de las personas que tienen dolor de rodilla por hacer deporte es debido a tres motivos. El primero es la sobrecarga mecánica en nuevos deportistas, como los que se inician en el running; el segundo, el sobreentrenamiento en deportistas habituales que se están preparando. La tercera causa es la lesión de rodilla en sí. Esto es, cuando alguien va a jugar al pádel y se rompe el menisco.

Deportes en los que aparece dolor de rodilla con más frecuencia

Los deportes de carrera, como el running -tan de moda actualmente-, son por excelencia los que más motivos de consulta generan como desencadenantes de dolor en la zona anterior de rodilla. La condromalacia rotuliana o síndrome femoropatelar es la patología más frecuente dentro del dolor de rodilla.

Otros deportes que implican sobreuso de la rodilla son el esquí, básquet y fútbol y pueden provocar tendinitis y lesiones ligamentosas.

Por último, deportes de alta intensidad como el Crossfit-también muy extendido en la actualidad-, en los que predominan cambios de ritmo, saltos y ejercicios de peso máximo en forma de sentadillas pueden generar la aparición de lesiones del cartílago y dolor en las rodillas.

Tradicionalmente, había más casos de dolor rotuliano en los deportes que requerían carga en giros de rodilla, como el fútbol, pero es más frecuente que el dolor de rodilla aparezca en las personas que se están iniciando en una práctica deportiva y no han tenido una rutina previa de entrenamiento muscular. Es decir, pasan del sedentarismo a realizar estos deportes de sobreuso para las rodillas.

En otras ocasiones, el dolor de rodilla aparece en la persona que está habituada al entrenamiento, y al aumentar la intensidad de éste o la duración, realizar un cambio del tipo de entrenamiento o practicarlo con una mala técnica, comienza con problemas.

La anatomía de la rodilla en la mujer, tanto por la alineación ósea como por el desequilibrio muscular del muslo, es más predispuesta a sufrir problemas de dolor anterior de rodilla, al igual que en los adolescentes, y todo esto se acentúa si son sedentarios. Las personas de mayor edad pueden tener dolor referido al desgaste de su articulación cuando tratan de hacer deportes de demanda para sus rodillas.

En cuanto a los casos de lesiones de rodilla que acaban requiriendo cirugía -porque ni otras opciones de tratamiento, ni el reposo ni la rehabilitación han funcionado-, predominan los hombres sobre las mujeres.

El dolor de rodilla se puede prevenir de dos maneras: con sentido común y con una progresión adaptada a tu morfotipo (cómo pisas, cuánto pesas y si has hecho algún tipo de deporte o ejercicio antes).  Lo demás es cuestión de suerte.

Sobre qué deportes son los más recomendados para personas con lesiones leves de rodilla que no estén claras, se aconseja que prueben todos para ver cuál o cuáles les van bien, y que lo adapten a sus características corporales.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS