Panamá Papers

Messi, de nuevo en problemas: vuelven a señalarlo en los Panama Papers por evasión

La firma no había sido incluida en la denuncia de la Justicia española que derivó en una condena por evasión contra el jugador. Su abogado negó cualquier irregularidad y aseguró que su situación frente al fisco español fue completamente regularizada

miércoles 20 de junio de 2018 - 4:01 pm

Mega Star Enterprises Inc, la sociedad de Lionel Messi y su padre Jorge Messi develada en los Panama Papers, recibió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) emitido por la unidad antilavado de Panamá a principios del año pasado, a pesar de que los Messi habían asegurado en abril del 2016 que estaba “totalmente inactiva”.

Según informó Infobae, una nueva filtración de documentos del estudio Mossack Fonseca muestra que la sociedad que adquirieron en junio del 2013, justo un día después que recibieran la denuncia de la Fiscalía de Barcelona, siguió vigente.

La compra de Mega Star Enterprises por los Messi se concretó a fines de 2013, aunque el apellido de la estrella del Barcelona no figuraba en la escritura. Los que aparecían eran los directivos provistos por Mossack Fonseca, que funcionan como una suerte de testaferros en los documentos del Registro societario de Panamá.

Pero la firma en tinta azul del astro del fútbol y su padre sí aparecían nítidamente en una carta dirigida a Mossack Fonseca como nuevos titulares de la sociedad, con fecha 23 de julio de 2013.

Dos años después, ante la exigencia de la nueva legislación panameña, las acciones pasaron a ser nominativas -en lugar de al portador- y el padre del jugador reconoció ser el titular del 100% de Mega Star, según consta en un documento con su firma.

Cuando la investigación de Panama Papers expuso esta nueva compañía de los Messi – no incluida en el entramado societario descubierto por la Justicia española-, la familia emitió un comunicado con fecha 4 de abril de 2016 en el que informaba que estaba “totalmente inactiva” y que era parte “de la antigua estructura societaria diseñada por los anteriores asesores fiscales de la familia Messi”.

Sin embargo una nueva filtración de archivos del estudio Mossack Fonseca revela lo contrario. “Uruguay (por su filial en Montevideo) me indica que el cliente sí está utilizando la sociedad. Acordamos que le estaría enviando los documentos / información que necesitamos para el EDD”, puede leerse en un correo interno de ese estudio panameño del 25 de mayo de 2016.

La sigla “EDD” corresponde al procedimiento conocido como “diligencia debida mejorada”, por el cual los despachos de abogados o entidades bancarias buscan detectar posibles actividades sospechosas o ilícitas de beneficiarios o accionistas que preservan el secreto societario.

Ante la consulta del Consorcio Internacional, el representante legal de Messi en Barcelona sostuvo que no hay “nada irregular” respecto de Mega Star, y explicó que “deriva de la estructura offshore anterior, no es una estructura nueva”. Aseguró no saber nada del ROS detectado por la UAF de Panamá sobre Mega Star.

El abogado del bufete Cuatrecasas -uno de los más importantes de Barcelona- destacó que Messi “está cumpliendo escrupulosamente con el fisco español” y que la cantidades de los ejercicios entre 2010 y 2013 “ya fueron satisfechas y se pagó un añadido de demora”. Insistió en que “no hay fraude, no hay sanciones, ni hay intervención de la Agencia Tributaria”.

También informó que “a partir de 2014, el futbolista tiene una sociedad española para explotar sus derechos de imagen en España y mundiales”. Se trata de Leo Messi Management SL, cuyo accionista desde junio de 2015 es Limecu España 2010 SL, y está administrada por el hermano de Lionel, Rodrigo Messi, según información del Registro Mercantil.

Sin embargo, el letrado declinó responder el cuestionario de once preguntas enviado por los periodistas, una de las cuales buscaba confirmar si Mega Star siguió activa y para qué fue utilizada por los Messi.

Entre las decenas de correos y documentos analizados por el equipo argentino de la secuela de Panama Papers, aparece un mail del 23 de febrero de 2017 con un extenso PDF adjunto, que incluye una ficha de Mossack Fonseca sobre Mega Star.

Allí figura que la firma quedó inactiva el 26 de septiembre de 2016 -dos meses después que MF renunciara como agente- y que fue dada de baja del registro el 15 de julio del 2017.

Sin embargo, en otro listado interno del estudio con fecha 3 de julio de ese mismo año, Mega Star está incluida entre las sociedades activas.

COMENTARIOS