El avión de Malaysia Airlines

Detectan 122 objetos en el índico que podrían pertenecer al avión desaparecido

Algunos de los objetos tienen hasta 23 metros de longitud y otros brillan, lo que indica que pueden ser sólidos, y flotan a unos 2557 kilómetros al suroeste de Perth

miércoles 26 de marzo de 2014 - 10:25 am

Imágenes de un satélite francés detectaron 122 objetos en en una zona de 400 kilómetros cuadrados al sur del océano Índico, donde cayó el 8 de marzo el avión Boeing 777 de Malaysia Airlines con 239 personas a bordo, anunció hoy el ministro de Defensa e interino de Transporte de Malasia, Hishamudin Husein.

En una rueda de prensa, Hishamudin explicó que las imágenes se tomaron el 23 de marzo y pertenecen a la francesa Airbus Defence & Space. [pullquote position=”right”]Detectan 122 objetos en el índico que podrían pertenecer al avión desaparecido[/pullquote]

Además, el funcionario detalló que algunos de los objetos tienen hasta 23 metros de longitud y otros brillan, lo que indica que pueden ser sólidos, y flotan a unos 2557 kilómetros al suroeste de Perth, dentro del área de búsqueda de los restos del avión que el pasado lunes se dio por perdido.

Por su parte, seis países, con Australia al frente, registran hoy esa parte del Índico con siete aviones militares y otros cinco civiles, además de los buques australiano HMS Success y el rompehielos chino Xue Long (Dragón de nieve).

Hishamudin señaló que en total tienen cuatro pistas que verificar en el Índico, esta última de los 122 objetos y otras anteriores proporcionadas por imágenes de satélite de Australia, China y Francia.

“Es imprescindible que podamos vincular los restos con el MH370, ello nos permitirá acortar la zona de búsqueda”, manifestó el ministro malasio, también interino de Transportes.

La búsqueda se suspendió ayer por mal tiempo y se reanudó esta mañana.

El avión de Malaysia Airlines despegó de Kuala Lumpur con 239 ocupantes rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 50 minutos después.

COMENTARIOS