Ciencia

Esta es la escena de película más triste del mundo, según la ciencia

Mirá además cuáles son consideradas las más alegres y aterradoras

martes 19 de junio de 2018 - 7:07 am

Según la ciencia, específicamente los investigadores de Berkeley Robert Levenson y James Gross, una de las escenas más tristes del mundo del cine se encuentra en la película The Champ.

Los investigadores del comportamiento deben ser capaces de identificar las emociones de sus sujetos. Así que en 1988, Gross y Levenson se propusieron encontrar el final de todas las películas que alteran las emociones en siete categorías: Diversión, ira, satisfacción, disgusto, miedo, tristeza y sorpresa.

Como cualquier persona que alguna vez haya debatido acerca de los méritos cinematográficos con sus amigos lo entenderá, estas preguntas no son fáciles de responder. Después de años de reducir una lista de películas sugeridas por colegas, críticos de cine y empleados de videoclubs, Levenson y Gross presentaron 76 videos ante una audiencia de 500 estudiantes masculinos y femeninos en 1995. Los estudiantes registraron cómo cada clip hacía cambiar su humor.

En el final feliz del espectro, ocho minutos de Robin Williams haciendo stand-up produjeron la mayor diversión, seguidos de cerca por la legendaria escena de Cuando Harry conoció a Sally. Una imagen de archivo de olas en la playa calificaron como las más altas para la satisfacción, y la persecución culminante en el sótano de El silencio de los inocentes mordió una victoria sobre una escalofriante escena de El resplandor como la película más aterradora. En lo que respecta a las películas para llorar, la famosa muerte de la madre de Bambi saltó a la cima de la lista, pero fue golpeada por otro clip. Y eso nos lleva a The Champ.

Para aquellos que no han visto The Champ, aquí está el resultado: Un boxeador abandonado caracterizado por Jon Voight regresa al cuadrilátero para intentar ganar un futuro mejor para su hijo, Ricky Schroder, de 9 años. En un momento culminante, el boxeador gana el gran partido y se convierte en el campeón una vez más, solo para morir en su camerino inmediatamente después.

El colapso emocional, que le valió el Globo de Oro, de su hijo es lo que Gross y Levenson descubrieron que es la definición de cine triste, una escena tan desgarradora que desde entonces se convirtió en el estándar científico para fastidiar a la gente y ser exhibida en más de 300 estudios, y citados en más de 4 mil páginas de Google Académico, para ese propósito.

Si no te afecta, sos una anomalía científica y deberías ponerte a disposición de estos investigadores. El estudio además concluyó que las películas que más ira generaban era Mi guardaespaldas y Cry Freedom, y más asco Pink Flamingos y una escena de amputación.

Fuente: La Nación

COMENTARIOS