Política

El ex CEO de Cambridge Analytica admitió haber planificado una campaña “anti-K”

Nix declaró este miércoles en el Parlamento, donde se investigan las prácticas comerciales desleales y el presunto mal uso de datos personales hechos por Cambridge Analytica, en un clima de tensión.

sábado 9 de junio de 2018 - 9:05 pm

El ex CEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix, admitió este miércoles, durante una audiencia de la Comisión de Asuntos Digitales, Cultura, Medios y Deporte del Parlamento británico, que la compañía “trabajó en Argentina” en una campaña “anti-Kirchner”, pero no reveló para qué cliente, y sugirió que el trabajo finalmente no fue realizado.

El presidente de la comisión, Damian Collins, le preguntó quién se trataba el cliente, pero el ex ejecutivo se excusó y defendió la privacidad de sus clientes, pero aclaró que Paul Singer, dueño del fondo de inversión de alto riesgo Elliott Management Company, no fue su cliente.

Si bien el intercambio fue por momentos confuso y con respuestas elusivas, de la grabación se desprende que Cambridge Analytica al menos “diseñó” una campaña contraria al kirchnerismo, pero Nix negó que su “equipo de gerentes consista de agentes de seguridad e inteligencia retirados de Israel, EEUU, Reino Unido, España y Rusia”.

Collins le ofreció a Nix hacer una actualización sobre la situación actual de Cambridge Analytica, pero el ex directivo de la empresa empezó a leer una declaración. En ese momento, Collins lo frenó y le aclaró la seriedad de la situación: “La forma en que esto funciona es que nosotros hacemos preguntas y los testigos las responden”.

Nix fue acusado de quedarse con u$s 8 millones de Cambridge Analytica antes de su cierre. El ex CEO fue suspendido en marzo por el escándalo de los datos y la empresa anunció su cierre en los primeros días de mayo, pero una investigación descubrió que los fundadores de la compañía crearon una firma igual, pero con otro nombre.

Nix también declaró que se había “dejado llevar” y que fue un “tonto” cuando sugirió que la empresa usaba “bellas chicas” para seducir a los políticos. El ex directivo de Cambridge Analytica explicó que los dichos que quedaron grabados en una cámara oculta eran una “mentira” para impresionar a potenciales clientes.

La firma de consultoría política está acusada de revisar los datos de Facebook y los utilizó para ayudar a Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales de 2016. Las autoridades del Reino Unido también están investigando si los datos de Facebook se utilizaron en el referéndum de Gran Bretaña al abandonar la Unión Europea.

COMENTARIOS