Móviles

Nokia vuelve a vender celulares en la Argentina

La compañía finlandesa comercializará teléfonos móviles con sistema operativo android.

viernes 8 de junio de 2018 - 12:14 am

Los celulares marca Nokia (y con Android) volverán a verse en las tiendas nacionales en las próximas semanas. Esto es gracias al desembarco, en la Argentina, de HMD, la firma finlandesa integrada por exejecutivos de Nokia y de Microsoft que desde 2016 tiene los derechos, por diez años, para diseñar, fabricar y vender en todo el mundo smartphones de marca Nokia; también tiene los derechos para vender celulares tradicionales con la misma marca.

Comenzó con una oferta de equipos en 2017, renovó la apuesta este año con más modelos y no le ha ido mal para ser una empresa que muchos asumían como muerta, después de cómo le fue bajo la tutela de Microsoft: con HMD en un año y medio logró hacerse con el 1 por ciento del mercado mundial de smartphones, vendiendo unos 4 millones de unidades por trimestre, gracias a una buena recepción entre el público de los primeros modelos que llevó al mercado.

Pero no frena ahí: según dijo en la presentación Maurizio Angelone, el italiano ex ejecutivo de Nokia que comanda a HMD para América, la compañía aspira a ser tercera en el mundo de los smartphones en los próximos 5 años.

Para su expansión en la Argentina, HMD está importando los primeros equipos, pero en dos meses estará produciendo en Tierra del Fuego, según dicen los ejecutivos. Para eso se asoció con Solnik, una empresa nacional que comenzó fabricando aires acondicionados en Tierra del Fuego, y que desde 2015 probó suerte en el mercado de los celulares con algunos modelos que vendió en nuestro país bajo la marca Hyundai.

 

Nokia 1: es el modelo más económico. Se presentó en febrero de este año y como el Quantum Mini que salió a la venta ayer en la Argentina, es un teléfono que usa Android Go, una versión compacta de Android 8.1 pensada para dispositivos con hardware modesto, y con aplicaciones que ocupan menos espacio y requieren menos recursos que uno normal, pero igual tiene acceso a toda la biblioteca de aplicaciones de Android: simplemente Android Go intenta ser lo más frugal posible para dejarle resto al procesador para las demás aplicaciones.

Nokia 3: el más popular de toda la línea de HMD. Tiene cuerpo plástico pero estructura de metal, usa una pantalla IPS de 5 pulgadas (1280 x 720 pixeles), 2 GB de RAM, un chip MediaTek 6737 de cuatro núcleos a 1,3 GHz, 16 GB de almacenamiento interno expandible, una cámara de 8 megapixeles con apertura f/2.0 y flash, y otra cámara frontal de 8 megapixeles y amplitud de campo de visión de 84 grados. Además de 4G, Wi-Fi, GPS y Bluetooth tiene una batería de 2160 mAh y NFC.Salió al mercado con Android 7.0, pero ya está disponible la actualización a Android 8.0.El precio local es de $6499 pesos (liberado).

Nokia 6.1: el más sofisticado de los tres que ofrecerá HMD en el país. Debutó en enero con un diseño que usa un solo bloque de aluminio, con dos tonos de color gracias al tratamiento del material. Tiene 8,2 mm de grosor. Al frente lleva un panel IPS de 5,5 pulgadas Full HD, 4 GB de RAM, un chip Snapdragon 630 (una configuración similar al Moto G6), cámara trasera de 16 megapixeles con apertura f/2.0 y lente Carl Zeiss. Tiene 32 GB de almacenamiento interno expandible. También integra, 4G,Wi-Fi, Bluetooth 5.0, GPS y radio FM.,además de sensor de huellas digitales trasero y carga por USB-C. El precio local es de $12.999 desde julio.

Una de las virtudes de los smartphones Nokia hechos por HMD (salvo el Nokia 1) es que son parte del programa Android One, por lo que usan una versión muy limpia del sistema operativo de Google, parecida a la que implementa Motorola, sin cambios estéticos y agregados mínimos de software. Certifican tres años de actualizaciones de seguridad de Android o dos generaciones deAndroid (dos versiones, de Android 8 a Android 10, etc)

Con su llegada al país HMD quiere ir más allá de la nostalgia: según la compañía, el 75% por ciento de sus clientes son usuarios menores de 35 años, usuarios que en teoría no tienen tanta identificación con la versión anterior de la marca.

Con información de La Nación

COMENTARIOS