Seguinos en nuestras redes

Sin categoría

Un día como hoy, de 1991, el Congreso de la Nación argentina aprueba la ley de convertibilidad

Se sancionó durante el gobierno de Carlos Menem, bajo la iniciativa del entonces Ministro de Economía Domingo Cavallo, y estuvo vigente durante 11 años

La Ley de Convertibilidad del Austral (Ley Nº 23.928) fue sancionada el 27 de marzo de 1991 por el Congreso de la República Argentina, durante el gobierno de Carlos Menem, bajo la iniciativa del entonces Ministro de Economía Domingo Cavallo, y estuvo vigente durante 11 años.

De acuerdo a ella, se establecía a partir del 1 de abril de 1991 una relación cambiaria fija entre la moneda nacional y la estadounidense, a razón de 1 peso 1 dólar. Tenía como objetivo principal el control de la hiperinflación que afectaba la economía en aquel entonces. También exigía la existencia de respaldo en reservas de la moneda circulante, por lo que se restringía la emisión monetaria al aumento del Tesoro Nacional. El período en que duró la ley de convertibilidad se llamó popularmente “el uno a uno”.

Para lograr la estabilidad, el gobierno de Carlos Saúl Menem, llevó adelante desde 1990 un replanteo integral de la organización económica. Incluyó la apertura generalizada al comercio exterior y al movimiento de capitales, la desregulación económica, la privatización de empresas públicas, la reducción del aparato del Estado y la reorganización del sistema tributario. La inflación en 1990 fue del 2314%.

Por efecto de todas las medidas aplicadas, el gasto público bajó drásticamente de 35,6% del PBI en 1989 a 29,8% en 1990, para continuar reduciéndose en forma gradual hasta el 27% del PBI en 1995. El déficit fiscal también bajó drásticamente del 7,6% del PBI en 1989 al 2,3% en 1990, y desde 1991 hasta 1995 se mantuvo cercano al 0%.

Cavallo anuncia la ley de convertibilidad:

Los precios de los bienes y servicios comenzaron a determinarse libremente en mercados abiertos y competitivos. Para terminar de erradicar a la inflación, el ministro de economía Domingo Cavallo, desarrolló un nuevo régimen monetario: la “Convertibilidad”. Así, a partir de abril de 1991, tras la aprobación de la Ley de Convertibilidad (ley nº 23.928), los argentinos pudieron elegir libremente la moneda para sus transacciones comerciales y financieras.

Inicialmente se estableció una paridad fija de 10.000 Australes por cada dólar y, a partir del 1 de enero de 1992, comenzó a circular una nueva moneda: el Peso Convertible. Cada Peso equivalía a 10.000 australes, o sea, a 1 dólar estadounidense.

Con la Ley de Convertibilidad, el Banco Central se convirtió en una virtual Caja de Conversión con la obligación de respaldar a cada peso en circulación con un monto equivalente de oro o divisas, de manera que cada peso en circulación pudiese ser canjeado, en cualquier momento, por un dólar estadounidense.

El nuevo régimen monetario logró estabilizar la economía tras la grave crisis hiperinflacionaria arrastrada desde el gobierno de Alfonsín. El proceso de desinflación fue continuo y sostenido, pasando de 2.314% en 1990 a 84% en 1991, 17,5% en 1992, 7,4% en 1993, 3,9% en 1994, 1,6% en 1995 y 0% en 1996. A su vez, el nuevo sistema monetario dio lugar a un fuerte aumento de las reservas externas que respaldaron los pasivos monetarios del Banco Central. Pasaron de 3.808 millones de dólares a fines de 1989 a 17.930 millones a fines de 1994.

Horacio Liendo, redactor de la Ley de convertibilidad:

El bajo nivel de inflación que experimentó la Argentina durante todo el período de Convertibilidad (aproximadamente 10 años), fue algo poco frecuente en la historia económica moderna del país.

En mayo de 1991, a un mes de iniciado el plan, la pobreza en el Buenos Aires y zonas aledañas era de 28,9%. Tres años después, era de 16,1%.

La primera gran prueba de la Convertibilidad se produce con el Efecto Tequila (crisis de la economía mexicana), que generó una fuerte salida de capitales y un aumento en el desempleo. La desconfianza creada por la devaluación del peso mexicano, dio lugar a una fuerte caída en el nivel de reservas que habían pasado de 17.930 millones a fines de 1994 a 12.496 millones de dólares para marzo de 1995. A su vez, el déficit fiscal reapareció en el segundo semestre de 1994.

La recesión en la Argentina duró un año y en el segundo trimestre de 1996 la economía ya mostraba signos de reactivación a un ritmo del 3% anual. Las medidas adoptadas por el Gobierno para enfrentar la crisis lograron restablecer la confianza y hacia fines de junio de 1996, las reservas ya superaban los 20.000 millones de dólares.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nexogol

El regalo de Cristiano Ronaldo a Georgina Rodríguez que la dejó “sin palabras”

través de las redes sociales, la modelo y empresaria española compartió con sus seguidores el lujoso presente que recibió por parte de CR7

Tras haber sido elegido el jugador del mes en la Premier League, Cristiano Ronaldo fue noticia por haberle convertido un hat trick a Luxemburgo por las Eliminatorias europeas. Sin embargo, su nombre volvió a sonar fuerte en las redes sociales debido a un extravagante regalo que le hizo a su esposa.

La propia Georgina Rodríguez compartió en su cuenta de Instagram, donde cuenta con más de 27 millones de seguidores, el presente que le hizo CR7 que la dejó “sin palabras”.

Se trata de un joyero de la marca Louis Vitton valuado en 143 mil dólares que actualmente se encuentra agotado en las tiendas inglesas, mientras que en las páginas oficiales de América no aparece ni siquiera dentro del catálogo.

La marca en cuestión describe al producto con la siguiente leyenda: “Para celebrar la apertura de la nueva boutique Louis Vuitton en la famosa Place Vendôme (Paris), lugar de nacimiento de los joyeros parisinos, la Casa imaginó un suntuoso baúl para albergar y realzar la belleza y pureza de las piezas de alta joyería”.

Continuar leyendo

Política General

CFK ironizó al enterarse de que Mauricio Macri va a dar clases en EE. UU: “No sé si reírme o llorar”

La actual vice se expresó en su cuenta de Twitter luego de leer una noticia en la que se confirmaba que el expresidente dará clases en la Universidad Internacional de Florida, en el medio un conflicto judicial

Cristina Fernández de Kirchner no se guardó sus sentimientos al enterarse que el expresidente Mauricio Macri será parte de un programa de liderazgo académico en la Universidad Internacional de Florida. Además de compartir una captura del titular de la nota de Infobae, publicó en su cuenta de Twitter: “La verdad, no se si reírme por lo de Macri dando clases o llorar por su burla a la Justicia”.

Además del comentario irónico de CFK por este rol de docente de Mauricio Macri, su queja por el lado de la Justicia pasa por la cita a indagatoria que recibió el último viernes, por ser acusado de espionaje a los familiares de los tripulantes fallecidos del ARA San Juan. Sin embargo, el expresidente se mantiene tranquilo y asegura que se trata de una “operación política”.

A pesar de la burla de Cristina Fernández, Macri se mostró alegre en sus redes sociales. “Con mucha alegría y gratitud quiero contarles que fui convocado por el Adam Smith Center for Economic Freedom de la Universidad Internacional de Florida para ser parte de su programa de liderazgo académico”.

Otro que se se mostró feliz por la llegada de Macri a la Universidad de Florida fue Carlos Díaz-Rosillo, quien le propuso oficialmente al expresidente de Argentina de participar. “Su experiencia como presidente de la Argentina y su liderazgo en la implementación de políticas de libre mercado ofrecen la combinación perfecta del tipo de líder que buscamos que participen en esta beca”, expresó.

Será cuestión de tiempo ver si Cristina Fernández de Kirchner vuelve a hacer referencia a la nueva tarea de Macri en la Universidad Internacional de Florida, en medio de su conflicto judicial, o si con ese comentario irónico le alcanza.

Continuar leyendo

Sin categoría

¿Por qué Lufrano no fue procesada?

El fiscal federal Gerardo Pollicita le pidió al juez Luis Rodríguez que procese por administración fraudulenta a un grupo de ex funcionarios y productores, zafando a la titular de RTA

Por Carlos Forte en Tribuna de Periodistas

Esta semana, en el marco de la pesquisa por el retiro de bolsos con dinero en efectivo dentro de la TV Pública, el fiscal federal Gerardo Pollicita le pidió al juez Luis Rodríguez que procese por administración fraudulenta a un grupo de ex funcionarios y productores, zafando a la titular de RTA Rosario Lufrano, quien insiste en argumentar que la sostiene Alberto Fernández directamente.

El agente indicó que, según se determinó, dispusieron arbitrariamente de fondos del Estado Nacional “en clara violación de los principios generales que rigen su accionar”.

“Los imputados, violando sus deberes y abusando de la confianza que les había sido depositada como funcionarios jerárquicos de RTA SE, mediante la extracción en efectivo de sumas de dinero de la cuenta bancaria de la sociedad y su posterior utilización, eludiendo los pertinentes mecanismos de control y la normativa que reglamenta el accionar hacia dentro de la misma, perjudicaron a las arcas públicas asignadas, en un claro beneficio propio y de terceras personas”, añadió.

Los involucrados son Alejandro De La Torre (director Adjunto de Administración, Finanzas y Relaciones Comerciales); Claudio Lamalta (tesorero); Guillermo Siaria (director de la Dirección de Administración, Finanzas, Relaciones Comerciales); Ernesto Molinero (gerente de Producción) y Ariel Berliner (subgerente de Gerencia de Producción).

Según el fiscal todos actuaron haciendo un “uso abusivo” de las funciones que les eran propias por sus cargos en la sociedad del estado, “con el conocimiento y la voluntad que exige el tipo subjetivo del delito”.

Además, dictaminó que la conducta desplegada por los encausados y por la proveedora beneficiada con el otorgamiento de una millonaria suma de dinero, no solo puede ser subsumida típicamente en el delito de fraude contra la administración pública, sino que también pueden ser encuadrada en el tipo penal de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública.

Cabe recordar que en marzo pasado se conoció que habían retirado un total de $11.400.000 de la cuenta de la Televisión Pública para llevar adelante la producción del proyecto “Los amores prohibidos de Belgrano”, una miniserie que demorada por la pandemia.

Dos integrantes de Juntos por el Cambio, Ricardo Benedetti y Jimena Castiñeira, denunciaron el hecho en Comodoro Py y el caso quedó en manos del juez Rodríguez y del fiscal Pollicita.

El expediente lleva el nombre de la directora de la Televisión Pública, Rosario Lufrano. Sin embargo, Pollicita entendió que lo sucedido escapó del control de los integrantes del directorio.

“La maniobra cuestionada estuvo orientada a procurarse el manejo de dinero en efectivo, por fuera de los límites previsto para este tipo de operaciones en el ámbito estatal, con miras a disponer arbitrariamente del mismo y llevar a cabo distintas erogaciones presuntamente vinculadas con las necesidades de la tira en cuestión, lo cual generó un lucro indebido al no contar con la debida autorización del Directorio de RTA SE ni la aprobación de un presupuesto que los respaldara”, sostuvo Pollicita en su dictamen.

Otra vez: ¿Cómo es que Lufrano no fue procesada, si se ha demostrado que siempre supo lo que ocurría, tal cual se publicó en Tribuna de Periodistas?

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR