Roland Garros

Jornada negra: se terminó la aventura de Marco Trungelliti

El santiagueño, que había ingresado al cuadro como lucky loser, cayó en segunda ronda contra el italiano Marco Cecchinato y se refugió en su familia

miércoles 30 de mayo de 2018 - 12:54 pm

Se terminó la aventura para Marco Trungelliti , que el lunes se había convertido en el protagonista inesperado del día en Roland Garros por su viaje contrarreloj para llegar a tiempo a París.

Trungelliti, número 190 del mundo, quedó eliminado en la segunda ronda este miércoles: se vio claramente superado por el italiano Marco Cecchinato (72º), ante el que perdió por 6-1, 7-6 (7/1) y 6-1, en menos de dos horas de partido.

El carismático jugador de Santiago del Estero había ingresado en el cuadro principal de Roland Garros a última hora, como sustituto del lesionado australiano Nick Kyrgios. Trungelliti había perdido el jueves en la última ronda de las clasificaciones, pero quedó como lucky loser, aunque había un problema: ya había abandonado París.

Estaba en Barcelona, donde reside, preparándose para ir a la playa, pero la llamada para jugar en Roland Garros le obligó a cambiar totalmente de planes.

Ante los problemas para encontrar plaza en vuelos o en un tren, optó por utilizar un auto de alquiler para emprender un viaje de diez horas en compañía de su hermano, su madre y su abuela Lela de 89 años y que hoy estuvo presente en las tribunas.

Trungellitti llegó a tiempo a París, pudo firmar la lista de ‘lucky losers’ y ganó en primera ronda al australiano Bernard Tomic pese a haber dormido poco más de cuatro horas, pero no pudo llegar más lejos en este Roland Garros, donde se convirtió en el primer jugador argentino en quedar eliminado, después de tres días de victorias albicelestes en la tierra batida de la capital francesa.

De todas formas, el jugador tuvo su revancha porque cerró su aventura tomando una cerveza con su abuela.

Marco2

“Mi abuela se tomó una cerveza cuando terminé el partido. Yo también, con ella. Ya esto terminó, no hay más lucky losers, nada más para mí. Tomar una cerveza de vez en cuando está bien y uno no siempre tiene la oportunidad de tomarse una cerveza con su abuela”, comentó el número 190 del mundo.

COMENTARIOS