Ciudad de Buenos Aires

Con más espacio y un diseño retro, la Plaza de Mayo reabre al público

Se cambió el piso, restauraron la Pirámide y le sacaron carriles a las calles laterales; reclamos por la reja que reemplaza al cerco policial instalado en 2001

martes 29 de mayo de 2018 - 7:35 am

Luego de la polémica que se generó en torno de las obras en la Plaza de Mayo y la colocación de nuevas rejas, el histórico paseo será reabierto hoy.

Según indica el diario La Nación, los miles de transeúntes que a diario caminan por allí se encontrarán con un parque más ancho y con modificaciones que intentaron recuperar parte de la traza original de fines del siglo XIX.

Después de seis meses de trabajo y una inversión de poco menos de $44 millones, el eje central de tránsito peatonal quedó despejado, sin canteros en el medio y para “recuperar el espacio como plaza cívica”. También se restauraron las cuatro fuentes.

El ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli, indicó que la plaza fue ensanchada, ya que se ganaron dos carriles vehiculares a cada lado, tanto de Hipólito Yrigoyen como de Rivadavia. Antes de la obra, la superficie de la plaza era de 19.343 m2; ahora, es de 23.665 m2.

Se renovó la iluminación con tecnología LED y se instalaron reflectores blancos en el Cabildo y en la Pirámide de Mayo. También se volvieron a pintar los pañuelos blancos, símbolo de las Madres de Plaza de Mayo.

Días atrás, la instalación de rejas que cruzan transversalmente la plaza provocó rechazo. Reemplazan las vallas móviles antidisturbios que se desplegaban para frenar protestas frente a la Casa Rosada.

Desde el ministerio, explicaron que el enrejado tiene un sistema de plegado que facilita el flujo del tránsito y “portones que van a estar abiertos siempre, salvo alguna situación particular”.

El Observatorio de la Ciudad presentó un recurso de amparo contra la colocación de las rejas, que recayó en el Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario Nº 8 y debería ser respondido por la Ciudad en los próximos días.

COMENTARIOS