Salud

“Tic doloroso”: de qué trata este padecimiento

Si bien no es común, aseguran que es uno de los peores dolores que una persona puede sufrir

martes 29 de mayo de 2018 - 7:59 am

La neuralgia del trigémino o tic doloroso es considerada como uno de los peores dolores que una persona puede sufrir, ya que además de ser muy intenso es crónico. Una neuralgia es un dolor en el recorrido de un nervio, en este caso el del nervio trigémino, quien es el encargado de dar sensibilidad a una mitad de la cara.

La incidencia de esta patología es de alrededor 4 cada 100.000 habitantes, y la edad promedio de aparición es a los 50 años, sin embargo puede presentarse en pacientes bastantes más jóvenes. Se trata de un dolor que afecta característicamente la mitad de la cara, severo, punzante, eléctrico, perturbador.

Al principio puede ser fácil de confundir con un dolor de muelas, por lo que es común que los pacientes lleguen al neurólogo o neurocirujano habiéndose extraído ya algunas de ellas. Suele desencadenarse por estímulos cutáneos como tocarse la cara, masticar, el roce de las sábanas, cepillarse los dientes o incluso una tenue brisa de aire.

La causa puede estar asociada a un contacto entre una arteria o vena con el núcleo del nervio trigémino. Ese contacto provoca un mal funcionamiento del nervio.

Otras formas de neuralgias del trigémino son las secundarias a distintas causas como pueden ser la Esclerosis Múltiple o ciertos tumores, incluso no son infrecuentes las neuralgias secundarias a algunos tipos de procedimientos dentales. De todas maneras, esta patología de por si no es indicativa de estudiar a los familiares.

Si bien es un dolor de tipo crónico, suele presentar cambios de frecuencia, intensidady tiempo de duración a lo largo de la vida. Al principio se presenta esporádicamente, con el tiempo se va haciendo más intenso y más frecuente, incluso por períodos mejora.

Algunos pacientes refieren remisiones del dolor hasta 4 o 5 años, pero luego la dolencia vuelve en la mayoría de los casos. Aún durante los períodos sin sufrimiento persiste el miedo a que éste reaparezca, esto lleva a que las personas se cierren sobre sí mismas tratando de evitar esos “disparadores”del dolor, limitando así las actividades diarias, laborales y de familia.

Esta afección atraviesa a la persona en todos sus planos, su vida de pareja, su familia, el trabajo, todo. No es infrecuente que los pacientes refieran presentar problemas en alguna o todas estas esferas. Y si bien no se trata de una patología mortal per se, se han descrito casos en los cuales algunos pacientes optaron por el suicidio. Por estas razones es muy importante la incorporación de los agentes de salud mental (psicólogos y psiquiatras) al equipo de tratamiento.

A pesar de lo grave que puede llegar a ser este padecimiento, es importante transmitir que existen numerosas formas de tratamiento.

La enorme mayoría de casos resuelven totalmente o al menos controlan el padecimiento con medicamentos específicos indicados por un especialista. Cabe destacar que los analgésicos comunes no cambian el curso de este tipo de dolor. Y cuando todas las líneas de tratamiento medicamentoso no han sido eficaces se dispone de alternativas quirúrgicas como los procedimientos mínimamente invasivos o la cirugía a cielo abierto, cada una con pros y contras.

Es importante dejar un mensaje esperanzador para pacientes y familiares, la neuralgia del trigémino tiene solución en gran porcentaje de los casos.

Fuente: Dr. Mariano Pirozzo / Conbienestar

COMENTARIOS