Alimentación

Dime cómo eres y te diré qué desayunar

Recomendaciones según cual sea tu rutina

lunes 28 de mayo de 2018 - 7:23 am

El desayuno es importante, sea cual sea tu rutina diaria. Te ayudará a no ceder a los antojos. Ahora bien, ¿qué conviene comer según ella?

1. Oficina. ¿Te pasás el día detrás de un escritorio? Tu desayuno perfecto es una bebida caliente, sea té o café, o un yogur desnatado. Como acompañamiento, dos rebanadas de pan integral con queso fresco o con tomate y aceite. ¿Y a media mañana? Una fruta será el complemento ideal.

2. Trabajos pesados. Si tenés un trabajo que supone un mayor esfuerzo físico, recordá que los hidratos de carbono no pueden faltar en tu desayuno. Esto no significa que puedas comerte tres bollos. El desayuno perfecto para vos es un porridge de avena. No hay nada más fácil: avena, leche (de vaca o vegetal), canela y miel. Podés incorporar la fruta que desees e incluso frutos secos. Lo mejor es que es un plato que puedés comer frío o caliente.

3. Deportistas. ¿Te encanta el deporte? ¡Dale fuerte con las proteínas! Si no las has probado, estas tortitas te cambiarán la vida. Se hacen con avena, claras de huevo y banana y podés acompañarlas con queso crema, frutos secos o mermelada. Eso y un buen café y verás qué energía.

4. Niños. Para los peques hemos puede ser un desayuno dulce, pero que los eduque a comer sano. Nada de cereales de caja (pueden llegar a tener 20 gramos de azúcar por 50 gramos de cereales). ¿Qué tal una crema de chocolate casera? Lo bueno es que tiene truco: cacao en polvo sin azúcar, banana, palta y leche vegetal. Si querés, podés añadir frutos secos para decorar las tostadas. Tus niños te adorarán y ya no querrán comer otra crema de cacao que no sea la tuya.

5. Dieta. ¿Estás intentando perder peso? Este desayuno te pondrá de buen humor con tan solo un par de cucharadas. Leche desnatada, avena, semillas de chía y kiwi. Aporta fibra, vitaminas, llena bastante para que no llegues con hambre a la hora de la comida y si quieres puedes endulzarlo con un poquito de miel. Es la receta perfecta para empezar el día con una sonrisa, a pesar de la dieta.

Fuente: Cocinatis

COMENTARIOS