Sociedad

Cuáles son los desafíos que se enfrentan tras el divorcio

Las mujeres separadas suman 30 minutos de ocio y los hombres, 11; en la mayoría de los casos las tareas de cuidado se reparten más luego de la ruptura

domingo 27 de mayo de 2018 - 7:52 am

¿Quienes se separan tienen más tiempo libre y vida social? Ese debate se instaló hace unos días en Twitter. Los datos objetivos que miden el uso del tiempo y la satisfacción indican que los divorciados tienen más momentos libres y les cuesta menos desconectarse después de trabajar. Pero, los casados, aunque viven agotados, se autoperciben con mayor frecuencia como personas más felices.

Divorciarse devuelve tiempo a la agenda: más de media hora por día para las mujeres y 11 minutos para los hombres, según los datos de la Encuesta del Uso del Tiempo que hizo el gobierno porteño en 2016. Hasta allí, el dato.

Pero la percepción de si se gana o se pierde tiempo resulta muy dispar porque, como explican la mayor parte de los entrevistados para esta nota, no es lo mismo tener los hijos a cargo gran parte del tiempo que compartir el cuidado. O, agregan, tener autonomía económica que padecer la incertidumbre de la cuota alimentaria.

“Cada divorcio es distinto, por eso las percepciones y las experiencias varían tanto”, explica la especialista en relaciones de pareja y miembro didacta de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), Mónica Cruppi.

Un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), sobre los datos de la encuesta del uso del tiempo, indica que las personas divorciadas tienen 14 minutos más de momentos libres a diario que las casadas y una hora menos que las solteras. Pero, entre los hombres, la diferencia entre divorciados y casados es menor.

Mientras que una mujer casada tiene cuatro horas y seis minutos libres diarios, la divorciada cuenta con cuatro horas y 37 minutos.

La brecha entre una y otra es de más de tres horas y media semanales. Por supuesto que las solteras son las que más disponen de su agenda: cinco horas y 14 minutos a diario.

Las personas casadas son a las que más les cuesta desconectarse de su día laboral y vincularse con el ocio. En cambio, los divorciados y solteros son los que más rápido lo logran, según una encuesta sobre la base de 1000 personas hecha por la Universidad Siglo 21.

COMENTARIOS