Caso Cri

Ordenaron levantar los embargos de la AFIP contra Oil Combustibles

Lo hizo el juez comercial Javier Cosentino, en el marco de la quiebra de la empresa que pertenecía al detenido Cristóbal López

viernes 25 de mayo de 2018 - 7:27 am

La empresa desapoderada al detenido Cristóbal López, Oil Combustibles -ya en manos de los administradores designados por la Justicia hasta que se decida quién se queda con ella tras la declaración de su quiebra- podrá disponer de unos 500 millones de pesos que estaban embargados en diversos juicios de ejecuciones fiscales iniciadas por la AFIP, que reclama el pago de una deuda superior a los 20 mil millones de pesos, antes de su presentación en concurso de acreedores.

Así lo resolvió el juez en lo Comercial Javier Cosentino, luego de recibir un informe del organismo recaudador reclamado por la sindicatura de la quiebra, un estudio de abogados y contadores que reemplazaron al directorio de la firma que integraba el socio de López y también detenido Fabián de Sousa, ya fuera de la administración de la empresa.

Ambos deberán dar explicaciones en setiembre ante el juez, para explicar la “composición de los activos” de la firma, controlada hasta su quiebra por otra empresa del llamado Grupo Indalo.

El dinero, según dijeron fuentes judiciales, se utilizará primordialmente para pagar sueldos y eventuales indemnizaciones de los trabajadores de la refinería de San Lorenzo, supuestamente el principal activo de la firma aunque al parecer poco atractivo para los interesados en continuar con la empresa.

De acuerdo con lo dispuesto por Cosentino, sus colegas del fuero de Ejecución Fiscal deberán transferir los fondos embargados a la cuenta bancaria abierta en el proceso de quiebra.

La medida dispuesta por el juez de la quiebra no alcanza a las restricciones impuestas por el juez federal Julián Ercolini en el marco de la causa penal seguida contra López y De Sousa por impulso de la AFIP, según dijeron en los tribunales comerciales.

Además, fuentes de Comodoro Py aclararon al diario Clarín que los embargos dispuestos en la causa penal al momento de los procesamientos aún no se ejecutaron por las idas y vueltas de la causa, aunque sí aclararon que ambos imputados cuentan con una inhibición para vender o comprar bienes

COMENTARIOS