Seguinos en nuestras redes

Sociedad

El polémico monseñor Héctor Aguer renunció al arzobispado de La Plata

Presentó su dimisión ante el papa Francisco. Cumplió así con la normativa del derecho canónico que establece que los obispos tienen que renunciar a los 75 años

Luego de 18 años al mando del Arzobispado platense, monseñor Héctor Rubén Aguer renunció a su cargo. El polémico sacerdote formalizó su renuncia ante el Vaticano, cumpliendo así con la normativa eclesiástica que pone un límite de edad para pasar a retiro.

De acuerdo con el Código de Derecho Canónico que rige a la Iglesia Católica, a los 75 años los sacerdotes y obispos deben presentar su dimisión ante sus superiores inmediatos, quienes deciden si deben continuar en los cargos o si se las aceptan.

Aguer se convirtió en arzobispo de la Arquidiócesis de La Plata el 12 de junio de 2000, por sucesión, en reemplazo de Carlos Galán -6º arzobispo y 8º obispo de la diócesis platense-, que por haber llegado también al límite de edad presentó su renuncia.

Antes de llegar a La Plata fue obispo auxiliar de Buenos Aires: lo designó el 26 de febrero de 1992, Juan Pablo II. Recibió la ordenación episcopal en la Catedral de Buenos Aires el 4 de abril de 1992, por el entonces cardenal primado Antonio Quarracino.

Publicidad

Un personaje polémico

Aguer pasó a primer plano en el debate por la despenalización del aborto, monseñor Aguer fue una de las voces más fuertes para reflejar de la posición contraria de la Iglesia.

Durante su carrera, el arzobispo también cuestionó el matrimonio igualitario, el uso del preservativo, la educación sexual en las escuelas y los avances en los derechos de gays y lesbianas.

En 2017, en los colegios católicos platenses prohibió incluso hacer referencia “a la teoría de género que pretende negar las diferencias biológicas entre el varón y la mujer”, según dijo.

 

Publicidad

Judiciales

VIVO | Causa Vialidad: Cristina Kirchner también recusó al juez Gorini, que salió a responderle

Se realiza la sexta audiencia de las nueve previstas para los alegatos por delitos con la obra pública en la provincia de Santa Cruz

Se reanudó el juicio oral de la causa Vialidad que tiene a Cristina Kirchner como principal acusada por supuestos delitos con la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015.

En primer término, está previsto que el fiscal Diego Luciani responda a la acusación para removerlo que planteó la defensa de la vicepresidenta.

Lo mismo hará su par Sergio Mola y el juez Rodrigo Giménez Uriburu. Los tres miembros del poder judicial fueron recusados. Tanto Luciani como Mola expondrán sus argumentos de forma oral, mientras que Giménez Uriburu lo haría mediante un escrito.

Publicidad

El abogado Carlos Beraldi, defensor de Cristina Kirchner, amplió su recusación y apuntó también contra Jorge Gorini, otro de los miembros del tribunal.

El fundamento que esgrimió es una nota del diario Página 12 de hoy, que relata que Gorini se reunió con Patricia Bullrich cuando era ministra de Seguridad. Según Berladi, esto motiva en su defendida “un temor objetivo de parcialidad”.

El fiscal Diego Luciani denunció que Cristina Kirchner creó un canal ilegal y secreto de pagos para Lázaro Báez

“Existen reglas muy precisas sobre cómo se deben manejar los magistrados”, dijo el abogado, que planteó que Gorini no podría seguir interviniendo. Como Beraldi también recusó al juez Giménez Uriburu, que, por eso, hoy no participa de la audiencia, el abogado planteó que no habría tres jueces en condiciones de resolver estas cuestiones.

Gorini le respondió y dijo que la primera reunión fue por la difusión que habían tenido las imágenes del ex vicepresidente Amado Boudou cuando fue detenido, en pijama, en su casa.

Fiesta VIP en Olivos: frenan el pronunciamiento de la homologación del acuerdo

Publicidad

La segunda, porque él contaba con custodia por una amenaza que había tenido en el marco de otro juicio. “Se lo informo para que evalúe la pertinencia de hacer su recusación”, le respondió Gorini.

NOTICIA EN DESARROLLO…

Continuar leyendo

Salud

Pautas para que tus hijos aprendan a gestionar el miedo

El rol de los adultos ante estas emociones

Una de las más emociones que generalmente más cuesta gestionar en los niños es el miedo, que se caracteriza por ser una intensa sensación desagradable que surge al percibir un posible peligro o daño (real o imaginario), una amenaza.

A la hora de que un menor desarrolle miedo existe por un lado una parte genética, otra de aprendizaje, y otra más fruto de las circunstancias de cada uno. Los adultos deben cuidar sus propios miedos y controlarlos porque a estas edades es muy típico el aprendizaje por imitación.

Hay algunos que son comunes y otros depende de la educación, del entorno y de las experiencias del niño, por lo que van evolucionando a lo largo de la vida. A continuación, ocho pautas para aprendan a gestionar el miedo, según el portal Infosalus.

1. Los adultos deben comprender que el miedo no es malo. No hay que confundir valentía con la imprudencia o la temeridad. Si cree que ser valiente significa no tener miedo está equivocado. La valentía no es una emoción, es un comportamiento que se caracteriza por superar el miedo, lo que no debe confundirse con sentir miedo.

Publicidad

2. El adulto no puede ridiculizar al niño llamándolo miedoso, debe hacerle comprender que es una emoción que es natural y que también la sienten los adultos y tiene sus cosas buenas porque nos ayuda a evitar peligros.

3. Después, una vez entendido esto, legitimar sus miedos, escucharlos y comprender que les limitan y les hace estar en alerta y enseñarles que es una emoción que todos sentimos.

4. Hablar en familia sobre los miedos que siente y que van cambiando. A lo mejor sus hermanos mayores o sus padres tienen otros miedos. Así verá como natural esta emoción y no tenderá a reprimirla.

5. Ayudarlo a que se enfrente a sus miedos sin forzar y cuando se sienta preparado. Tratar de ponerlos gradualmente en contacto con lo que les da miedo para que aprenda a afrontar los que no son necesarios y que, al superarlos, pueden mejorar su autoestima. Se debe realizar una aproximación sin forzar porque si forzamos hacemos lo contrario y podemos incluso intensificarlo.

Publicidad

6. Los adultos pueden ofrecer también modelos correctos de cómo actuar frente a diferentes situaciones de miedo. De hecho, la forma en la que se enfrentan a sus propios miedos le da al hijo el patrón que ha de seguir en una situación similar.

7. A veces es bueno en niños muy ansiosos enseñarles técnicas de relajación para que se calmen en las situaciones con mucho miedo, para que baje la intensidad de sus emociones. Entonces, su respuesta fisiológica no será tan alta y desde la calma se puede hacer frente al temor de un modo más eficaz.

8. Si le cuesta identificar sus miedos podés proponerle que dibuje o exprese con su cuerpo aquello que lo genera.

9. Cuidado con transmitirles los temores de los adultos sin darnos cuenta, con nuestra forma de reaccionar. Si se ve que algo te asusta automáticamente lo va a catalogar como algo peligroso y va a responder igual que vos ante ese estímulo.

Publicidad

10. La actitud de adultos es fundamental a la hora de aceptar y superar los miedos ya que si les transmitimos seguridad, serenidad y confianza en ellos mismos se sentirán capaces de enfrentarse a ellos. En cambio, si te burlás de ellos perderán la confianza en compartirlo con vos. Una actitud empática es la base puesto que así se sentirá comprendido y estará más dispuesto a reconocer sus temores y enfrentarse a ellos.

Fuente: Infosalus

Continuar leyendo

Salud

Cómo maquillar tus ojos con glitter

Tips para usar este make up en una ocasión especial

El maquillaje con glitter es mejor aplicarlo de manera puntual y en las ocasiones que lo requieran, como algunas fiestas y en las cenas o reuniones más informales. Para ello, podés seguir algunos algunos trucos.

Hay que ir con cuidado con estos efectos coloridos, ya que pueden quedar muy exagerados, por lo que debemos encontrar el punto exacto entre la tonalidad, la forma del ojo y el efecto glitter que mejor nos quede.

Este tipo de maquillaje, al contrario que pasa con las sombras normales, es mejor aplicarlas con las yemas de los dedos. Al ser un material más cremoso y pegajoso, las brochas no lo extenderían de igual manera. En cambio, la purpurina, si hablamos de aplicarla aparte, podemos hacerlo mediante pinceles que reservaremos para este cosmético, así no dejaremos restos en otros utensilios.

Los acabados en dorado para los looks más naturales y sencillos. Para ello aplicar un delineado grueso con este color en forma de ojo de gato sobre el párpado superior. El resto del maquillaje es mejor aplicarlo en tonos tierra y empolvados, con unas pestañas que tengan poca máscara negra y unos labios glossy sin demasiado grosor. En este tipo de modelado podríamos incluir el blanco o el gris perlado, que darían un toque más sencillo incluso para el día.

Publicidad

Los azules y los grises pueden servir para crear unos acabados más sofisticados, tanto de día como de noche. Con ellos podemos rematar el resto de la cara con un maquillaje natural. O mezclar estos acabados con sombras más opacas, como el negro o el gris oscuro a modo de base en los contornos del ojo o en contraposición unos de otros: grises y azules glitter en la zona superior, mientras que las sombras opacas se pueden quedar para las pestañas inferiores en efecto ahumado.

Los efectos en dualidad de colores requieren de algo más de práctica, ya que hay que definir bien cada parte, porque con los ahumados o difuminados del glitter acabarías por destacar solo uno de los dos colores o formar uno nuevo. La técnica es la clave para cualquier forma o efecto que quieras conseguir.

El efecto que crea un maquillaje con sombras glitter es muy exagerado al principio, por lo que habrá que ir probando distintos acabados, así como los colores y las técnicas. Algunos tips para principiantes:

– Ir probando distintos acabados para conseguir unas sombras glitter adecuadas a tus rasgos

Publicidad

– Para que no quede todo con un acabado excesivo, es mejor si aplicamos primero una base que no sea muy pesada. Con cremas líquidas y tonos suaves, pondremos un fondo que quede natural con ayuda de una brocha para ello.

– A continuación, poner los polvos de sol para dar más movimiento y definir los rasgos de manera simple: pómulos, frente y barbilla. Así evitaremos que se remarquen mucho ciertas zonas, siempre y cuando usemos el color tierra que más se asemeje al nuestro, ya que es solo para dar profundidad.

– Tras extender las dos primeras partes del maquillaje, seguir preparando el rostro. Para ello dejar que el blush adquiera una tonalidad menos rosada. Los pómulos deben aparecer un poco sonrosados, aunque mejor si no nos pasamos con el color y apostamos por ciertos acabados tierra que aportarán más naturalidad.

– Finalmente, centrarse en los labios. Estos deben estar bajo un efecto gloss suave. Para conseguir esto será mejor si usamos uno transparente o que tenga un tono rosado en acabado empolvado, muy discreto y que dé la apariencia de aspecto aniñado y delicado, porque la fuerza ya la pondremos en los ojos.

Publicidad

– También son importantes las cejas bien perfiladas y rellenadas con color, para que no queden ni muy finas ni muy gruesas, ya que la atención se centrará en los ojos y esta parte destaca mucho. Podés pintar las cejas y acompañar al resto de las sombras pintadas en efecto glitter con los geles y peines especiales.

– Es conveniente usar una base previa en los ojos antes de poner este tipo de maquillaje. De esta manera, se crea un efecto de color así como un juego de luces y sombras que ayudarán a definir el ojo.

Fuente: Bekia

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR