Moda

¿Hora de la peluquería? Cinco cortes de pelo que marcan tendencia

Swag, flapper, sleek, garçon y curly son las palabras que dominan el glosario para este otoño e invierno

miércoles 23 de mayo de 2018 - 7:40 pm

El otoño, cuando comienza la recuperación del pelo, con los cuidados que fortalecen el reiniciar el ciclo, ofrece una oportunidad para readaptar el estilo, innovar y probar, conociendo la tendencia de esta temporada.

Llegan los flequillos desprolijos, los lacios extremos, los rulos, los looks híper cortos, y también los largos. La variedad habilita la posibilidad de estar a la moda con lo que a una le queda bien, y esa es la clave que promueven los estilistas hoy, quienes coinciden en algo: para diagnosticar un color, un corte y un peinado ideal, hay que prestar mucha atención a la forma del cuerpo, también a su fisonomía y a la esencia personal de cada mujer.

Los cinco cortes que se imponen esta temporada:

Swag

swag

Una tendencia retro, de fines de los años 80, que viene para contrarrestar la moda de las melenas rectas, sin movimiento, que pisaron fuerte en las últimas temporadas. Se trata de un rebajado conocido como “cubano”, donde el objetivo es que haya diferentes largos, para usarlo con movimiento en las puntas y que luzca medio despeinado. Es un complemento clave, el flequillo sobre las cejas y algo desmechado. El look que se logra es “trash”, rotoso y divertido.

La clave es dejar que el pelo se seque solo, luego del lavado. Para profundizar el estilo, una vez seco, recomiendo utilizar un producto tipo gel que le aporte textura, y con los dedos, armar el movimiento.

Flapper

1920s flapper hairstyles for long hairAmazing Hair Official Event - Beauty Solution

Este estilo es la vedette de la temporada. Se trata de un carré que sí o sí debe tener movimiento -porque la estética que busca es audaz y natural- y que idealmente, viene combinado con flequillo desmechado. La actriz Úrsula Corberó -Tokio en La casa de papel- es el símbolo de esta tendencia, que tiene inspiración en los años 20, cuando la mujer empezó a incorporar gestos -hasta entonces- masculinos. El largo es a la altura de las orejas, y el acabado ideal es el “cat fight” o volúmenes desprolijos, que se logran tomando mechones finitos de a uno y pasándoles la buclera en diferentes direcciones.

 

De cuando @sergiolar10 me transformó en zebra 🖤

Una publicación compartida por Úrsula Corberó 🐣 (@ursulolita) el

Los flequillos se llevan cortos y rotos al centro, con los límites más ligeros, y más largos desde las cejas al pómulo, para mimetizarse con el resto del corte.

Sleek

Zendaya-Coleman-Sleek-Half-Up-Hairstyle-Grammys-2014

Esta tendencia que propone melenas superlacias y uniformes, que se vean casi como una cortina. Para lograr un nivel de perfección en el acabado, los expertos aconsejan empezar con un brushing de a mechones chicos, y un pulido en las puntas -movimiento oscilante con el cepillo redondo, para adentro-. Después, pasar la planchita de manera insistente sobre capas bien finas y delgadas. Puede usarse suelto, o bien con una cola de caballo tirante para atrás que da un look sexy y canchero a la vez.

Para lograr un lacio extremo es necesario tener el pelo sano. Hay que invertir previamente en su cuidado, con productos profesionales que ayuden a controlar el frizz, bajar el volumen y disciplinar.

Garçon

632c586e48f1a3e9b6f625e998658785

Importado de la década del 90, el estilo masculino regresa con toques particulares de esta temporada, donde la premisa es resaltar los laterales y la nuca con un corte más pronunciado, dejando un poco más largo el pelo de arriba para jugar con su textura. Además, se lleva con flequillo corto y desmechado, porque el look busca ser natural y descontracturado, aunque para una fiesta o un evento se puede engelar y peinar para atrás, generando el efecto contrario. Lo mejor de esta tendencia: se peina rapidísimo con secador y los dedos, con la ayuda de un producto para dar volumen y de alguna pasta, para separar en capas.

Curly

image

Para quienes apuestan a la naturalidad como arma de seducción, los rulos serán furor en cualquiera de sus formas: ochentosas, redondas, con flequillos grandes y voluminosos, o sin ellos, siempre con un look bien inflado. El secreto es armar bucles del diámetro de un dedo, de a uno, con la buclera, y esperar a que se enfríen. Luego, con un secador en mano, ir desarmándolos un poco con los dedos y estirándolos hasta que se transformen en rulos.

Para acompañar el corte, es clave tener a mano un producto que otorgue volumen, como el polvo dust it, un mousse e ir secando con los propios dedos.

COMENTARIOS