Copa Libertadores

Cruzeiro golpeó temprano a Racing y con eso le bastó: victoria 2 a 1 y líder del grupo

En 10 minutos, los brasileños se pusieron en ventaja con los goles de Neves y Silva. Centurión descontó para La Academia en Belo Horizonte, mereció algo más porque jugó con la idea de Coudet pero desperdició las chances que tuvo

martes 22 de mayo de 2018 - 7:42 am

Cruzeiro venció 2 a 1 a Racing en Belo Horizonte, tras aprovechar un arranque pasivo del equipo argentino sacando la diferencia de los dos goles. Con la victoria igualó los puntos del equipo del Chacho y le sacó el primer puesto del grupo solo por la diferencia de gol.

Racing siguió con el pie izquierdo en el incicio, al igual que en última fecha de la Superliga y la sorpresiva eliminación de la Copa Argentina. En el Estadio de Minas Gerais, en 10 minutos ya se encontró perdiendo sin respuestas por 2 a 0 ante Cruzeiro.

Cerrando la fecha final de la Copa Libertadores, los brasileños se pusieron en ventaja con un remate desde el punto penal de Thiago Neves luego de un buen desmarque de Sassa y un centro atrás. Y siete minutos más tarde, los locales volverían a golpear el arco de Musso. Esta vez fue el ex Real Madrid Lucas Silva, con un buen recurso para desmarcarse y pegarle seco al primer palo, en un remate que el arquero pudo hacer algo más.

En un puñado de minutos el partido pintaba negro para Racing; sin embargo, se fue acomodando y recuperando la memoria de lo que fue el equipo de Coudet en el semestre. Centurión también recordó lo que lo hizo estar a las puertas del Mundial: llegó de buena manera como un centro delantero al corazón del área para acortar la ventaja.

Tuvo el empate en una corrida de Solari, el ex Estudiantes y River definió de buena manera frente al arquero picando la pelota pero terminó pegando en el palo. En el complemento siguió con una regular actuación, plantándose en el Mineirao.

Mereció empatarlo porque hizo meritos, aunque no pudo convertir el juego en situaciones de peligro y por eso se explica la derrota 2 a 1, ya que Cruzeiro con el correr de los minutos solo atenuó al contrataque. La única chance clara estuvo en la cabeza de Ricky Centurión, que terminó desperdiciando al no darle dirección a un centro

COMENTARIOS