El enojo de los famosos

Furiosa, Moria Casán disparó contra Marcelo Tinelli, el Chato Prada y Fede Hoppe

Mirá el monólogo en el que la diva explicó cómo se dio su salida del Bailando

lunes 21 de mayo de 2018 - 10:11 pm

En medio de la polémica por el mensaje que Moria Casán escribió en Twitter sobre Marcelo Tinelli y que no habría caído para nada bien en su productora, comenzaron a circular fuertes rumores sobre la supuesta exclusión de la diva para la próxima edición del Bailando.

Pero lejos de pedir perdón, la diva se tomó los últimos minutos de su programa, Incorrectas, para hablar sobre el conductor y sus productores, El Chato Prada y Federico Hoppe, y contó que algunos de sus colegas querían dejar el programa el año pasado por la falta de pagos pero, por recomendación de su abogado, ella siguió trabajando en ShowMatch: “Este año nos pagaron hasta que dejaron de hacerlo los últimos dos meses y medio. A todo esto, el Chato, como sabía que iba a empezar a trabajar en América, me dijo todo ‘por favor, te queremos, no se te ocurra firmar exclusividad'”.

“Me extrañó mucho que un día Tinelli dijo que tanto Marcelo Polino como Ángel de Brito y yo estábamos confirmados (para el próximo Bailando), cuando yo no había hablado con nadie”, contó. Finalmente, unos días después, en Semana Santa, la llamó el productor para decirle que tenía su contrato listo para ser firmado.

De todas formas, ella le dijo que no podía hacerlo por ciertos compromisos laborales en Mar del Plata. Después de esa ocasión no volvieron a tener contacto ni se firmó el mencionado contrato. Tras su debut en Incorrectas, El Chato la llamó para felicitarla.

“Me dijo ‘te felicito y quiero que sepas que todo estos rumores (respecto a su supuesta desvinculación del jurado) no salen de acá’. Y yo le contesté: ‘Chato, me dijeron que salen de ahí’. Pero no importa, yo los quiero, los adoro, como la vaca al toro. Se ofendieron porque no fui a firmar un contrato y dicen ‘la sacan del jurado’… A mí no me saca ni me pone nadie. No me cosificaron en la vida, ¿me van a cosificar ustedes?”, dijo, visiblemente ofendida.

“¡Un poco de respeto! Una señora que trabajó diez años para ustedes. ¿Sabés qué creo? Creo que Tinelli no me quiere tanto, porque el día en el que me entregó el micrófono que se quedó sin voz… Para mí el micrófono es como su órgano sexual porque no se lo da a nadie y me lo entregó. No digo que tiene que estar agradecido y poner una alfombra roja porque no espero nada de nadie, pero eso como que molestó”, aseguró.

“Te puedo aguantar una desprolijidad de money, pero no te puedo bancar una desprolijidad ética, papito. Fui profesional, cumplí, me puse la camiseta sin tener un gran sueldo, -creo que no era de las que más cobraba- pero un llamadito… Una cosa es decir ‘mirá Moria, vamos a prescindir de vos’, pero me dijeron ‘vení a firmar un contrato’ y después no me dijeron más nada”, confesó.

En ese sentido, concluyó su extenso monólogo poniéndole un cierre a su etapa en el Bailando: “Estoy feliz con mi programa y con esta casa que me dio todo. Les deseo lo mejor, los quiero mucho, la hemos pasado divino y hemos formado una familia. Hay que ser prolijo de papeles”.

COMENTARIOS