Salud

Cómo reconocer si los problemas para respirar son señal de algo más grave

Cualquier problema respiratorio podría indicar una irregularidad en el corazón o los pulmones

martes 22 de mayo de 2018 - 7:55 am

La sensación de falta de aire puede ser común en algunas situaciones, como el ejercicio físico intenso. Pero si sientes problemas para respirar más a menudo y no logras descifrar el por qué es recomendable que visites a un médico, ya que podría tratarse de un problema más grave.

La dificultad para respirar médicamente se conoce como disnea. Para poder evaluarlo, debés considerar la frecuencia con que suele pasarte esto, e identificar qué otros síntomas la acompañan.

En primer lugar debés saber que los problemas para respirar pueden deberse a distintas causas: desde un ataque de ansiedad hasta una insuficiencia cardíaca.

Los pulmones y el corazón son los órganos encargados de transportar el oxígeno a todo el cuerpo, y eliminar el dióxido de carbono y las toxinas. Por eso cualquier problema respiratorio podría indicar una irregularidad en alguno de estos órganos.

Por ejemplo, en el caso de los pulmones podría tratarse de:

  • Embolia pulmonar: obstrucción de una arteria en los pulmones.
  • Neumonía: afección respiratoria en la que está presente una infección del pulmón.
  • Bronquiolitis: inflamación y acumulación de flema en los bronquiolos (vías aéreas más pequeñas de los pulmones); por lo general, a causa de una infección viral.

En el caso del corazón podría tratarse de: 

  • Ataque cardíaco (infarto de miocardio): muchas veces son causados por un bloqueo de las arterias coronarias que llevan oxígeno al corazón.
  • Cardiopatías congénitas: problema con la estructura y la función del corazón desde el nacimiento.
  • Insuficiencia cardíaca: condición en la cual el corazón ya no puede bombear de manera eficiente sangre rica en oxígeno a todo el cuerpo.
  • Arritmias: trastorno en que el corazón no late de forma regular, sino demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o irregularmente.

Si sentís dificultad para respirar con frecuencia o bien tenés otros síntomas como: dificultad para hablar, dolor en el pecho, inflamación del rostro o el abdomen, visitá a tu médico. Registrá las señales de tu cuerpo, y examinate de forma regular. Cuidarte es una forma de trabajar tu amor propio.

Fuente: Salud móvil

COMENTARIOS