Seguinos en nuestras redes

Economía General

Desde el Gobierno confirman que subtes, colectivos y trenes volverán a aumentar en junio

El boleto mínimo de colectivo pasará a 10 pesos, 6,75 pesos el de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín y 12,50 pesos el subte

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, ratificó este viernes que no dará marcha atrás con los nuevos aumentos previstos para junio en los pasajes de subte, colectivos y trenes. Dietrich no descartó además que en lo que resta del año puedan darse nuevos aumentos.

“Queda un aumento anunciado a principios de año que es el de junio próximo, que es una actualización gradual en tres etapas y eso es lo único que existe con seguridad por ahora”, aseguró el funcionario del gobierno de Macri en diálogo con radio La Red.

El boleto mínimo de colectivo pasará a costar $10 y 11,75 el de mayor valor, mientras que el de tren llegará a los $6,75 en las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín. Dietrich también confirmó que en junio el pasaje de subte pasará a costar $12,50, pese al freno judicial.

Los trenes Roca y Belgrano Norte y Sur llevarán el pasaje más económico a los $3,25 y el más costoso a $6, dependiendo de la cantidad de estaciones a viajar. Los aumentos son similares en la Línea Urquiza, con la diferencia de 25 centavos más en ambos boletos.

Publicidad

En los trenes Mitre, Sarmiento y San Martín, a partir de junio el boletó pasará a costar $6,75, para el tramo más corto, y $10 cuando el viaje supere las 24 secciones.

Inicialmente el aumento en el subte se iba a dar en dos etapas, mayo y junio, pero una medida cautelar pospuso a último aumento la suba, por lo que el pasaje se salteará esa primera etapa y completará la suba en un solo paso.

Economía

Aumentazo de fabricantes tras el llamado a un acuerdo de precios y salarios

La misma tarde en la que el Presidente lo anunció, las firmas alimenticias subieron entre 9 y 12 por ciento con el objetivo de “cubrirse” por un supuesto congelamiento

Con una inflación disparada a niveles complejos, hay un dato que le muestra al Gobierno que llegar a un acuerdo político de estabilización con sectores del poder económico será una tarea titánica y un juego de confianzas y desconfianzas con pocas posibilidades de éxito. El martes último, en un acto en Lomas de Zamora, el presidente Alberto Fernández anunció que el Ejecutivo -luego de una charla del primer mandatario y el ministro de Economía, Sergio Massa– busca edificar un acuerdo de precios y salarios con empresarios y sindicatos, con el objetivo de alinear expectativas y cubrir uno de los varios flancos que le ponen peso a la inflación.

Esa misma tarde posterior al anuncio, un grupo muy importante de empresas de consumo masivo mandaron al sector comercial y del supermercadismo listas con “aumentos preventivos” de precios cubriéndose del posible congelamiento de variables que generaría ese pacto de estabilidad perseguido por el oficialismo. Todo cuando sólo había habido una mención presidencial, sin convocatoria formal ni mucho menos detalles de qué se buscaría con la iniciativa y cuál sería el aporte de los diferentes sectores.

Las listas con subas llegaron la tarde del martes y algunas el miércoles por la mañana, con aumentos de entre 9 y 12 por ciento de una sola vez. Y sorprendieron a todo el mundo. Todas esas alzas se dieron de parte de empresas que en el año llevan aumentos acumulados muy superiores a la inflación.

Las subas del 9 por ciento pertenecen a las empresas Mastellone (La Serenísima), Unilever, Arcor y Molinos; mientras que Mondelez subió un 12 por ciento. Esas firmas producen bebidas, farináceos, dulces y hasta productos de limpieza e higiene. Todas ya acumulan en el año incrementos por encima de la inflación proyectada para todo el año, en algunos casos incrementos que están por encima del 70 por ciento.

Publicidad
Continuar leyendo

Economía

Por el cepo a las importaciones, Dánica frenará la producción en dos de sus plantas

Según publicó la empresa argentina a través de un comunicado, la pausa afectará a más de 200 colaboradores en las unidades productivas de Llavallol, provincia de Buenos Aires, y Villa Mercedes, San Luis.

En medio de las complicaciones que acarrean las restricciones impuestas a las importaciones, la mayor fabricante de margarina en el país, Dánica, anunció que frenará la producción en dos de sus plantas por la imposibilidad de traer al país insumos desde el exterior.

“La marca Dánica, que produce margarinas para la industria de la panificación, para usos hogareños y aderezos, suspenderá la producción de sus plantas a partir del 31 de agosto debido a la falta de insumos importados indispensables para la elaboración”, informaron a través de un comunicado.

En ese sentido, explicaron que “luego de varios meses de afrontar dificultades con cambios en las restricciones cambiarias y la imposibilidad de pagar en el exterior insumos importados vitales para la producción (PKO, Estearina de palma y almidón), y el consumo total de su stock de materia prima, la compañía frenará su producción generando un inminente desabastecimiento de sus canales de comercialización de consumo masivo e industrial y consecuente impacto en las cadenas de panificación y de restaurantes del país”.

“La situación se planteó oportunamente a las autoridades de los distintos estamentos y reparticiones desde el mes de noviembre de 2021, anticipando que de no autorizarse el acceso a divisas para la importación de insumos se produciría un quiebre de stock y consiguiente desabastecimiento al mercado nacional”, dijo la empresa.

Publicidad

El negocio de Dánica se centra en el consumo masivo (margarina y aderezos), al mismo tiempo que se dedica al abastecimiento de materias grasas para la cadena de la panificación y gastronómica.

Según trascendió, la situación afectará a más de 200 colaboradores de la empresa en las unidades productivas de Llavallol, provincia de Buenos Aires, y Villa Mercedes, San Luis.

Continuar leyendo

Economía

Tras la suba de tasas del BCRA, el dólar baja a $295

La brecha cambiaria con el dólar oficial alcanza el 119,4%

En la última jornada de la semana, el dólar blue cae 2 pesos y se ofrece a $295 para la venta, luego de que el BCRA dispusiera una importante suba de tasas.

Este descenso acompaña la baja moderada en las paridades bursátiles, con un “contado con liquidación” en $287 y un dólar MEP operado en los 280 pesos.

Las reservas internacionales brutas del BCRA cayeron USD 71 millones el jueves y se ubicaron en los USD 37.008 millones, un piso desde el stock más bajo desde el 14 de octubre de 2016.

Noticia en desarrollo…

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR