Seguinos en nuestras redes

Whatsapp

Hace un poco de frío después del verano sin fin y salís tipo…

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Nicolás Lucca: era de la generalización, un viaje revelador a Polonia y el proyecto Relato del Presente

En diálogo con Nexofin, el periodista brinda su opinión por la profesión, detalla el proceso en el que armó sus libros y recuerda su experiencia en Varsovia al presenciar el traslado de refugiados ucranianos hasta Canadá

Fue ex judicial, ex estatal, vio de todo y se hizo periodista: Nicolás Lucca mantiene una gran obsesión por la escritura y la lectura. Describe que toda persona es una gran historia para ser contada.

“Estamos en la era de la generalización y ya no se habla de un periodista u otro, sino de ‘el periodismo’ como si fuera un ente en sí mismo, como si no existieran las individualidades”, explica el comunicador nacido en Buenos Aires en el año 1982 a NEXOFIN, en el ciclo “Charlas de WhatsApp”.

A lo largo de su carrera fue subeditor de la Revista Noticias, editor en la web del diario Perfil, redactor en Infobae y columnista en el Canal de la Ciudad.

Durante los últimos años, el protagonista publicó dos libros que exploran síntomas de la política nacional: “Lo que el Modelo se llevó: Todo lo que perdimos en la Década Ganada” y Te odio: Anatomía de la sociedad argentina”.

Publicidad

En la actualidad escribe diferentes notas en su sitio personal Relato del Presente. Son textos de la actualidad, pero sin tener que lidiar con nadie para pedir permiso para publicarlos.

Al explicar sobre su propio espacio en la web, el protagonista explica: “Ha evolucionado a su propio modo, tiene vida propia. Nació cuando atravesaba un momento personal muy complejo, me llevó al periodismo, comenzó con textos que hoy no escribiría y ahora es prácticamente un diario personal de cómo fue mutando mi forma de ver las cosas”.

En diálogo con Nexofin, el periodista brinda su opinión por la profesión, detalla el proceso en el que armó sus libros y recuerda su experiencia en Varsovia al presenciar el traslado de refugiados ucranianos hasta Canadá.

Nexofin (N): ¿Cómo llegó tu primer trabajo en los medios?

Publicidad

Nicolás Lucca (NL): Por accidente. Trabajaba en el Estado de Planta Permanente. Ya tenía mi página Relato del Presente desde 2008 y un día me ofrecieron de Perfil.com comenzar a escribir allí. A los pocos meses renunciaba en la Planta y comencé en la redacción.

N: De no haber seguido la carrera, ¿qué camino hubieras hecho?

Realmente no lo sé. Me dejé llevar y hoy resisto cualquier otra opción que no tenga que ver con expresarme de esta forma.

N: Siguiendo con la profesión, ¿cómo ves al periodismo hoy?

Publicidad

Como síntoma de época. Estamos en la era de la generalización y ya no se habla de un periodista u otro, sino de “el periodismo” como si fuera un ente en sí mismo, como si no existieran las individualidades.

Se nos acusa a todos de ser cómplices del gobierno o de la corrupción, cuando la inmensa mayoría de los procesos judiciales se iniciaron tras investigaciones periodísticas o porque algunos confiaron en contar sus historias a periodistas.

Al mismo tiempo existe una manía narcisista en la que se necesita ser estrella. No somos conscientes de que nadie nos recordará en unos años.

Y en cuanto a algunas ramas del periodismo, hay una que es la que más me preocupa: hoy el estrellato pasa por el periodismo político.

Publicidad

Y eso quiere decir que al país le va pésimo. Si el país estuviera ordenado o no viviera en crisis permanente, pocos reconocerían por la calle a los periodistas políticos.

Y me preocupa más allá del síntoma de cómo está el país porque para ser estrella se requiere que haya pobres, corruptos, incapaces y todo lo que hace daño. Es como una funeraria: cuanta más gente muere, mejor le va.

N: Pasemos un poco sobre lo personal, ¿en qué momento de tu vida te encontrás?

Cumplí 40 este año. Para esta altura pensaba tener todo resuelto y hoy me cago de risa de haber pensado eso en algún momento. Profesionalmente vivo en una pelea constante por querer ser yo y lo que posibles empleadores desearían que haga.

Publicidad

Es un tire y afloje que a veces cansa. Querés hacer un libro sobre un tema, te piden otro y a nadie le importa si ya publicaste dos o si tenés el olfato entrenado para saber si un tema puede funcionar aunque hayas trabajado de editor de redacción.

Estoy en un momento de querer hacer más acciones sociales que otra cosa. El periodismo se ha corrido de la territorialidad, del embarrarse para mostrar lo que los demás ven, de cubrir para descubrir.

Y quisiera -utópicamente, lo reconozco- que se vuelva a eso. Hay colegas jóvenes que lo hacen con un compromiso social que debería llamar la atención.

Carolina Amoroso y Joaquín Sánchez Mariño son prueba de ello: salir de la zona segura -literalmente- para ir a zonas peligrosas y mostrarte la miseria de una humanidad que no vemos.

Publicidad

Y yo quiero eso. Podría redondear que estoy en un momento en el que quisiera largar todo y, al mismo tiempo, soy muy feliz cuando algo funciona y quiero hacer eso para siempre.

Por lo demás, me he vuelto una persona huraña, me gusta estar en casa , escuchar música en paz, o perderme en algún bar con un libro y un anotador .

N: ¿Cómo te manejas con las críticas en general?

¿Cuáles críticas? No, hablando en serio: todo depende del emisor y el contexto. Si la crítica proviene de una persona que no entendió, no quiso entender, y agrede, puedo contestar o seguir de largo. Por lo general, sigo de largo.

Publicidad

Por lo general… Si la crítica proviene de alguien que entendió y no comparte, depende del tenor de su crítica: se debate.

Pero hoy la mayoría de las críticas no son tales, sino agresiones gratuitas por decir algo que no agradó al receptor y lo toma como si hubiera sido para él, lo personaliza.

Pero más que a las críticas, últimamente le temo más a la indiferencia frente a los temas que se abordan. Es triste notar que nos vamos volviendo cada vez más endogámicos en el consumo.

Te puede interesar:

Publicidad

Entrevista a Sofía Barruti: cambio de vida, manejo de fuentes y la importancia de las redes

Entrevista a Agustina Girón: docencia en la virtualidad, su rol en La Cornisa y los errores políticos en la pandemia

Entrevista a Diana Deglauy: primeros trabajos, su paso por la agencia rusa RT y un presente promisorio

Entrevista a Daniel Campomenosi: conducción, running y la recordada censura de “Barú Budú Budía”

Publicidad

Entrevista a Agustina Bassi: carrera en los medios, historia de vida y el objetivo de Mujeres que sanan

N: Viajaste hace poco a Polonia por el traslado de refugiados ucranianos hasta Canadá, ¿qué detalle te marcó de esa experiencia?

Todo. No hay un segundo que no tenga grabado como un documental en mi cabeza. Me marcó, primero, que existan personas que abandonen toda comodidad para cruzar el planeta y ayudar a totales desconocidos.

Luego, al contactar con los refugiados, comencé a sentirme pequeñito, a pensar que soy un boludo que se queja de cosas absolutamente solucionables si tuviéramos un poco de conciencia ciudadana o si tuviéramos el coraje de exigir y predicar.

Publicidad

Problemas reales es tener que largar todo porque un loco quiere quedarse con tu país. Problemas reales es tener hijos chiquitos y no saber qué hacer con ellos.

No desmerezco lo nuestro dado que la magnitud de un problema que nos afecta es proporcional al mayor de ellos, entonces si no vivís en guerra, tu mayor problema será la inflación, o la inseguridad. Pero son cosas que tienen solución.

Quizá sea lo que más bronca me genera: tienen solución. Ahora, estar en tu casa planificando el finde y al día siguiente tener que llevarte a tu familia y meter tu historia en cuatro valijas sin saber dónde terminarás… eso escapa de cualquier solución o acuerdo que puedas reclamar.

Y tercero: Canadá y su hospitalidad de puertas abiertas. Reciben, organizan, educan, dan vivienda, empleo, escuelas y recuerdan que todos fueron inmigrantes alguna vez.

Publicidad

Qué sé yo. Puede que existan más viajes, pero el primero quedará tatuado en el alma. Tanta gente sufriente, tanta gente generosa, y cuando se encuentran sólo pueden ocurrir cosas buenas.

Ser testigo de eso es impagable y estaré por siempre agradecido a Enrique Piñeyro.

N: Redactaste los libros “Lo que el modelo se llevó” y “Te odio”, ¿cómo nacieron esos proyectos?

Publicidad

El primero fue una propuesta de Marcelo Panozzo cuando él trabajaba en Penguin Random House. Me preguntó si me animaba a escribir un libro sobre el final del gobierno de Cristina y opté por encarar un inventario: qué nos quedaba.

Te odio, en cambio, fue difícil parirlo. Nadie entendía a qué apuntaba con eso de que “el odio define las relaciones sociales de la Argentina”. Era 2017 cuando comencé a mostrar la idea y no lo vieron como tema. Pero le encapriché y lo escribí igual.

Para 2018 apareció Galerna y les encantó. También influyó que era más fácil entender la idea con un libro terminado. Y que para ese entonces ya se había destrozado el Congreso y la sociedad se dividía en bandos.

N: ¿A qué público se los recomendarías?

Publicidad

Al que quiera pagarlo, obviamente. Pero con el primero se dio algo raro: para 2019 lo veía lejano. Pero en 2020 comenzó a venderse de nuevo, sin ninguna movida. Y claro, quedó como un recordatorio de lo que había vuelto.

Te odio, en cambio, es para aquellos que tengan la mente abierta y quieran romper prejuicios.

Carolina Amoroso y Nicolás Lucca

N: Contanos sobre el proyecto Relato del Presente, ¿cómo lo resumirías?

Una idea trasnochada que surgió en agosto de 2008 de forma anónima y que es lo más estable que he tenido en mi vida. Nada, ni relaciones ni empleos, me han durado lo que lleva RDP.

Ha evolucionado a su propio modo, tiene vida propia. Nació cuando atravesaba un momento personal muy complejo, me llevó al periodismo, comenzó con textos que hoy no escribiría y ahora es prácticamente un diario personal de cómo fue mutando mi forma de ver las cosas.

Publicidad

No sé cómo definirlo y eso es una definición en sí misma. Son textos, a veces graciosos -sin desearlo- otros duros, pero sin tener que lidiar con nadie para pedir permiso para publicar.

Te puede interesar:

Publicidad

Entrevista a Diego Genoud: libros, política y los desacuerdos internos en los sectores de poder

Entrevista a Lourdes Marchese: casos policiales, la causa Cabezas y el rol de la Justicia

Entrevista a Joaquín Sánchez Mariño: libros, viajes y el armado de una comunidad de periodistas

Entrevista a Vicky Casaurang: qué genera el teatro, cuántos espectáculos presenciaba y una obra para protagonizar

Publicidad

N: Hablemos del presidente, ¿cómo lo ves hoy, en este escenario, a Alberto Fernández?

No lo veo.

N: Si tuvieras la posibilidad de preguntarle algo, ¿qué le consultarías?

Por qué aceptó todo lo que aceptó, desde el día en que lo designaron candidato hasta esta sombra que es hoy. Es el “hombre acepto”.

Publicidad

Huynh Cong Ut, Enrique Piñeyro, Phan Thị Kim Phúc y Nicolás Lucca

N: ¿Cómo observas a la oposición frente a este Gobierno?

Por momentos dura -como corresponde- y por otros risueña. Ahora encaran una pelea interna que debería darnos risa si no fuera que vivimos aquí.

Hay como una suerte de test de la blancura que en el oficialismo no existe: perdonaron a Massa, imagínate.

En cambio, la oposición mayoritaria se debate frente al peronismo cuando hay un rosario de peronistas o ex peronistas en sus filas, desde Patricia Bullrich hasta Christian Ritondo, desde Diego Santilli hasta Miguel Angel Pichetto, que pasó de jefe de bancada del kirchnerismo a candidato a vice de Macri.

Veo una oposición con ganas, esta vez con hambre de poder -cosa que durante buena parte del primer kirchnerismo no ocurría- pero con cierto purismo que, podrá tener sentido, pero debería darse puertas para dentro.

Publicidad

No me parece momento de pretender esculpir el David de Miguel Ángel cuando una estatua de plastilina deforme no tiene problemas en seguir mutando con tal de conservar el poder.

Pero… también es síntoma de lo que nos toca: en la Argentina el político se dedica a la política y pretende que todo el mundo, además de trabajar, se dedique a la política.

Joaquín Sánchez Mariño y Nicolás Lucca

N: Vamos con un pequeño ping-pong , ¿a quién te gustaría entrevistar?

Hoy a Volodímir Zelenski. Mañana, no sé.

N: Exceptuando el periodismo y la escritura, ¿qué más te gusta?

Publicidad

La música.

N: ¿Asignatura pendiente?

El día que nos quedemos sin pendientes, nos morimos.

N: ¿Una canción que te represente?

Publicidad

Desarma y Sangra de Serú Girán.

N: ¿Algo de vos que muy poca gente sabe?

Soy pésimo para las relaciones públicas, no entiendo indirectas, tengo mil TOCs y soy extremadamente torpe.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Nicolás Lucca es…?

Publicidad

Alguien que busca saber quién es.

Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Sofía Diamante: el rol del periodismo, satisfacciones personales y debilidades en la economía nacional

En diálogo con Nexofin, la economista y periodista de La Nación comenta su inclinación por el debate económico, detalla sus primeros días en la redacción del diario y opina sobre las medidas que tomó Sergio Massa como ministro de Economía

La economía ha pasado de ser un tema que parecía solo reservado para especialistas, a estar presente en las conversaciones cotidianas de muchas personas.

La realidad argentina obliga a los ciudadanos de a pie a estar informados en la materia para evitar quedar presos de los vaivenes económicos.

La licenciada en economía Sofía Diamante considera al periodismo una carrera en la que uno nunca se aburre, ya que no da lugar a la rutina y obliga a quien lo ejerce a estar aprendiendo todos los días.

“Me gusta cuando mis notas o entrevistas aportan algo al debate”, explica la comunicadora a NEXOFIN, en el ciclo “Charlas de WhatsApp”.

Publicidad

Desde enero del año 2016 se desempeña por su pluma y buenas fuentes en el diario La Nación, como redactora de economía y negocios.

“Uno tiene que lograr entrar en la dinámica rápido, porque no hay tiempo para nada. Eso genera una adrenalina muy única”, recuerda Sofía sobre su primera experiencia en la redacción del mencionado medio.

En la actualidad, se la puede ver de lunes a viernes en la pantalla de LN+ de 6 a 8:30, en “El Noticiero AM” liderado por Fernando Carnota, y en el ciclo “Casi Patriotas” (viernes a las 23), conducido por Lucas Morando.

En diálogo con Nexofin, la periodista de LN+ comenta su inclinación por la parte de economía y negocios, detalla sus primeros días en la redacción del diario La Nación y opina sobre las medidas que tomó Sergio Massa como ministro de Economía.

Publicidad

Nexofin (N): ¿En qué momento de tu vida se cruzó el periodismo?

Sofía Diamante (SD): Siempre fui curiosa. De chica me gustaba leer el diario y escuchar radio AM. Desde siempre me gustó el periodismo.

N: ¿Por qué te inclinaste por la parte de economía y negocios?

Cuando terminé el secundario, nunca dudé en estudiar la licenciatura en Economía.

Publicidad

Me gustaban los números y entender la forma en que las personas toman sus decisiones, basándose en que los recursos son finitos.

Después apliqué lo aprendido en el periodismo.

N: En un rubro que es dominado por hombres, ¿a quiénes destacas entre tus colegas mujeres del medio?

Creo que el periodismo ya no es tan dominado por hombres. Destaco a Silvia Stang, Florencia Donovan, Silvia Naishtat, Paz Rodríguez Niell, Inés Capdevila y Astrid Pikielny.

Publicidad

Sofía Diamante tuvo un paso en CNN Radio Argentina: participó como columnista de Economía del programa Café con Pepe, con la conducción de Pepe Gil Vidal

Publicidad

N: ¿Cuáles fueron las mayores satisfacciones que te ha dado la profesión?

Es lindo ver cuando una nota ayuda a explicar un tema complejo o le da visibilidad al proyecto lindos e interesantes que no se conocían.

Me gusta cuando mis notas o entrevistas aportan algo al debate.

Además, la profesión permite conocer personas súper interesantes y estar rodeada de colegas curiosos con los que se puede debatir acerca de cualquier tema.

Publicidad

N: Si tuvieras frente tuyo a una persona a punto de comenzar sus estudios en la carrera, ¿qué consejos le darías?

Es importante saber que el periodismo está reinventándose, buscando su lugar frente al crecimiento de las redes sociales, y que los salarios son muy malos.

Pero es una carrera en donde uno nunca se aburre, no existe la rutina y se aprende todo el tiempo.

Es una profesión demandante, en la cual uno siempre tiene que ponerse en el lugar del otro para preguntar y entender. Después el reconocimiento es lindo.

Publicidad

Te puede interesar:

Entrevista a Sofía Kotler: espectáculos, streaming y un nuevo desafío profesional

Entrevista a Vero Carelli: cualidades del doblaje, trabajo de radio y la perseverancia como pilar

Entrevista a Lourdes Marchese: casos policiales, la causa Cabezas y el rol de la Justicia

Publicidad

Entrevista a Florencia Barragán: su primera oportunidad laboral, periodismo digital y las últimas medidas económicas

Entrevista a “Pancho” Olivera: aprendizaje en pandemia, tradición familiar y una pregunta para el Presidente

Entrevista a Juan Ferrari: cine documental, producción en radio y el contacto con el oyente de Todo Pasa

N: Trabajas en la Nación desde enero del año 2016, ¿cómo recordás tus primeros días en el diario?

Publicidad

Me sentía en Disney. La redacción es ruidosa, intensa y tiene un ritmo que nunca frena.

Uno tiene que lograr entrar en la dinámica rápido, porque no hay tiempo para nada. Eso genera una adrenalina muy única.

N: A la hora de conseguir información, ¿cambió el contacto con las fuentes gubernamentales, entre el anterior gobierno y el actual?

No, con los dos gobiernos tuve y tengo una relación de mucho respeto.

Publicidad

A veces es más complicado cubrir ciertos temas cuando explota la crisis, porque hay más improvisación y la comunicación empeora, pero en general, los funcionarios contestan y se toman el tiempo de explicar.

Agustín Commiso, Esteban Edul, Juan Pablo Zanotto, Nacho Amorín, Eme Moreni, Fernando Carnota, Sofía Diamante, Gabriel Ziblat y Juan Cruz Ramallo en “El Noticiero AM” (lunes a viernes de 6 a 8:30) en LN+

Publicidad

N: Hablemos de la actualidad, ¿primera lectura de las medidas que tomó Sergio Massa como ministro de Economía?

Faltan más detalles de los que se anunció, el cómo se llevará adelante. Para el nivel de crisis que tenemos, estaría bueno que haya medidas más concretas y que no den lugar a dudas e interpretaciones.

N: ¿Cuáles son las principales debilidades que ves en la economía nacional?

La política. Veo a los políticos debilitados, que no explican los problemas que tenemos y tienen miedos de enfrentarlos. Nadie piensa en el largo plazo, sino en la próxima elección.

Publicidad

Lucas Morando, Sofía Diamante y Romina Salusso en “Casi Patriotas” (viernes a las 23) por la pantalla de LN+

N: Durante la gestión de Miguel Pesce, ¿cómo calificarías la política monetaria del Banco Central?

Tenemos un cepo hiperrestrictivo y un Banco Central casi sin reservas. No es buena la gestión, pero no es culpa solo de Miguel Pesce, porque depende también de lo que decida el resto de la coalición gobernante.

Sofía Diamante ingresó al diario La Nación en el año 2016. Estudió Economía en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) y realizó en la misma casa de estudios la Maestría en Periodismo de LA NACION

Publicidad

N: Vamos con un pequeño ping pong, ¿un/a economista que te haya decepcionado?

No tengo.

N: Jugas bastante al fútbol, ¿a qué jugadora te pareces?

Me gusta mucho el fútbol y soy fanática de River Plate. Mi estado físico es desastroso, pero tengo habilidad, así que me defiendo jugando con mis amigas al fútbol 7.

Publicidad

N:¿Medio predilecto para enterarte de las noticias?

Diarios, portales, redes sociales y grupos de WhatsApp.

N: ¿Una canción que te represente?

Bonito, de Jarabe De Palo.

Publicidad

N: ¿Frase de cabecera?

La simplicidad es la máxima sofisticación, de Leonardo da Vinci.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Sofía Diamante es…?

Una persona que intenta estar abierta siempre a aprender y escuchar todas las voces.

Publicidad
Continuar leyendo

Entrevistas Nexofin

Entrevista a Juan Ferrari: cine documental, producción en radio y el contacto con el oyente de Todo Pasa

En diálogo con Nexofin, el productor ejecutivo comparte su primer recuerdo sonoro, define su fanatismo por Boca Juniors y habla sobre cómo surgió su columna #Documenjuanes en Urbana Play

Además de ser un fiel escuchante de radio matutino, Juan Ferrari se describe como un verdadero fanático del cine y un “previsor de riesgo” en su rol como productor.

Con el tiempo, descubrió también un placer por ver películas y contarlas al aire, intentando despertar en el oyente el germen de la curiosidad cinéfila.

“Me gustaba contar las historias después de verlas. Me di cuenta que me gustaban los medios, pero la radio no era algo que tenía pensado desde niño”, explica el productor y director nacional de radio y televisión a NEXOFIN, en el ciclo “Charlas de WhatsApp”.

A lo largo de su carrera en el medio, se destacó como productor y coordinador de aire en la FM Rock & Pop 95.9. También trabajó en la co-conducción del programa “Al fin sucede” en Radio Metro y fue productor general del recordado “Basta de todo” en el mencionado medio.

Publicidad

En la actualidad, Juan se destaca en el programa “Todo Pasa” (lunes a viernes de 13 a 17) en Urbana Play, junto a Matías Martín, Clemente Cancela y Emi Pizarro.

Una de las columnas disponibles para los oyentes del ciclo vespertino es #Documenjuanes, donde cada martes Juan elige un documental y brinda reseñas sobre este mundo audiovisual.

Al explicar sobre su trabajo en el medio ubicado en el barrio porteño de Colegiales, el protagonista explica: “Cuando pensaba en personas que las podían hacer, no venían nombres potables y fue en una reunión de producción que bajito dije ‘Yo la puedo hacer’….”

En diálogo con Nexofin, el productor ejecutivo e integrante de Todo Pasa comparte su primer recuerdo sonoro en la radio, define su fanatismo por Boca Juniors y habla sobre cómo surgió su columna #Documenjuanes en Urbana Play.

Publicidad

Nexofin (N): Empecemos por el principio, ¿qué actividad te imaginabas desarrollar?

Juan Ferrari (JF): Siempre imaginé que iba a trabajar haciendo cine. Era muy fanático. Con el tiempo descubrí que mi placer por ver películas nada tenía que ver con la realización.

Me gustaba contar las historias después de verlas. Me di cuenta que me gustaban los medios, pero la radio no era algo que tenía pensado desde niño.

N: Justo que lo mencionaste, ¿cuál fue tu primer recuerdo en el mundo de la radio?

Publicidad

Me levantaba muy temprano para ir a la escuela y la radio estaba de fondo en la cocina. Se preparaba el desayuno con Magdalena Ruiz Guiñazú de fondo.

El recuerdo sonoro es que todas las mañanas sonaba una canción de María Elena Walsh en ese programa. Después ya en el auto, la radio migraba a La batidora de Ari Paluch. Había algo con la radio y la velocidad de nuestras acciones.

Amanecer y desayunar tranquilos (Magdalena) y auto con vértigo porque llegamos tarde… (Paluch)

N: Tenés experiencia en ambos puestos, ¿qué te da el productor que el periodista/conductor no te lo da?

Publicidad

Creo yo que el periodista/conductor sabe lo próximo que viene. El productor está al tanto de las próximas tres instancias.

Quizás el periodista/conductor imagina cómo puede ser el momento que está a punto de hacer (una entrevista, un piso), pero el productor también está pensando qué hacer si eso no funcionó. ¡Una especie de previsión de riesgos, jaja!

A mí lo que me gusta de ser productor es poder imaginar varios escenarios al mismo tiempo.

N: Actualmente estás en Todo Pasa en Urbana Play, ¿qué devolución tenés en el día a día con el oyente?

Publicidad

Una devolución muy buena. Labure siempre en programas que intentan incluir al oyente en una especie de comunidad con lenguaje y códigos propios.

El oyente es muy participativo y en este caso, con Todo Pasa, creo que están muy predispuestos a pasarla bien, entonces aceptan el juego con muchas ganas.

N: Si tuvieras que elegir una anécdota que haya pasado en el programa, ¿cuál sería?

Uyy. Nos pasó de todo en año y medio. Hubo un oyente que pidió matrimonio al aire en medio de un #ChoriGabes! Lo que más me quedó a mí fue el día que vino a tocar “2 Minutos” por primera vez. Ese día me dije para mí “Esto es Todo Pasa”.

Publicidad

Y la transmisión con oyentes que hicimos este año también es un recuerdo muy lindo.

N: Continuando la línea, ¿cómo nació la sección #Documenjuanes?

En un café con Matías Martin. Los dos hablábamos de documentales que habíamos visto y se venía pensando en una columna sobre esa temática, pero yo como productor jamás me puse a pensar en hacerla yo.

Cuando pensaba en personas que las podían hacer, no venían nombres potables y fue en una reunión de producción que bajito dije “Yo la puedo hacer”…

Publicidad

Me ayudó muchísimo que Matías tardó un segundo en decirme “Sí”. Compró rápido y eso me dio mucha confianza.

Publicidad

N: Hablemos sobre documentales; para quienes no son cinéfilos, ¿cuál es la cualidad esencial que deben tener?

Además de que tiene que ser una historia que te atraiga, lo que tiene que conseguir es una forma narrativa atractiva. Que en la construcción del relato se usen los recursos necesarios para contar la historia.

Los recursos son muchos. Están los clásicos (la entrevista, la recreación), pero en los últimos años surgieron otros muy interesantes que le dieron un espacio al documental distinto. Por ejemplo: como se usa el material de archivo.

Tampoco es cuestión de abusar y usar todos los recursos porque ese sobrecargado es igual que en un cuadro o en un libro. Muchas veces menos es más.

Publicidad

Te puede interesar:

Entrevista a Sofía Kotler: espectáculos, streaming y un nuevo desafío profesional

Entrevista a Vero Carelli: cualidades del doblaje, trabajo de radio y la perseverancia como pilar

Entrevista a Julieta Schulkin: criptomonedas, nuevas tecnologías y presente en Punto Caramelo

Publicidad

Entrevista a Leo Rodríguez: actualidad de la radio, recitales y la música que define a la FM Aspen

Entrevista a Martín Bachiller: amor por los deportes, historias sobre el golf y una charla con Tiger Woods

N: ¿Existe la necesidad de separarse de la ficción?

¿En el género documental? Mira, la última gran ola documental (la que consumimos en plataformas) lo que reveló es que el que mira documentales le gusta esa sensación de “No puedo creer que esta historia sea verdad” o “Para mí esto no es real”.

Publicidad

Esa bizarreada de la realidad lo acerca a un híbrido con la ficción que lo hace interesante para el que busca documentales.

Emilse Pizarro, Matías Martín, Juan Ferrari y Clemente Cancela en Todo Pasa

N: Pasemos por el mundo Boca, ¿cómo te definís como hincha?

Jaja, ¿puede ser en un sticker? Hablando en serio, me encanta ser de Boca, me pongo mal cuando pierde, festejo cuando gana… Pero cada día que pasa estoy más consciente que es ridículo lo que me puede generar ver fútbol.

Entonces me río y me alejo de cualquier “termismo explícito”.

N: ¿Cuál fue el gol que más gritaste?

Publicidad

El “nucazo” de Hugo Romero Guerra contra River.

N: Imaginemos que te ofrecen hacer un documental sobre el Xeneize, ¿qué tópico te gustaría hacer?

Y… Martin Palermo merece uno mejor que el que se hizo. Pero me gustaría uno de Juan Román Riquelme, pero con recorte puntual.

Su pelea con la dirigencia (Mauricio Macri) y el famoso día del Topo Gigio.

Publicidad

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿tres películas que te marcaron?

Publicidad

“¡Qué bello es vivir!” de Frank Capra, “Pulp Fiction” de Quentin Tarantino y “The Future is unwritten” (documental sobre Joe Stummer).

Por ese documental, empecé con la columna.

N: ¿Género cinematográfico que te haya decepcionado?

Género, ninguno. Películas miles, pero la verdad es que no le escapo a ningún género.

Publicidad

N: ¿Director/a de cine que te gustaría entrevistar?

Damián Szifron o Bong Joon-ho.

N: ¿Frase de cabecera?

“Hay que hacer la tanda” jaja.

Publicidad

N: ¿Una canción que te represente?

Qué difícil una sola. La que se me viene ahora es “High & Dry” de Radiohead.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Juan Ferrari es…?

Un buen amigo y un buen papá.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR