El avión de Malaysia Airlines

Los familiares fueron informados que no había sobrevivientes por medio de un SMS de Malaysia Airlines

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después. El día de hoy, el primer ministro malasia comunicó la peor noticia

lunes 24 de marzo de 2014 - 2:33 pm

Luego de dos semanas de incertidumbre, se conoció la peor noticia: el vuelo MH370 se estrelló en el Océano índico y no hay sobrevivientes. Sin embargo, la empresa Malaysia Airlines, con muy poco tacto, decidió comunicar dicha noticia a los familiares de las 239 víctimas a través de un mensaje de texto.

“Malaysia Airlines lamenta profundamente que tenemos que asumir, más allá de cualquier duda razonable, que el MH370 ha sido perdido y que ninguna persona a bordo sobrevivió. Como escucharán en la próxima hora de parte del primer ministro malasio, debemos aceptar ahora que todas las evidencias sugieren que el avión cayó en el Océano Índico”, decía el escueto SMS, acompañado por una traducción en chino.[pullquote position=”right”] Los familiares fueron informados que no había sobrevivientes por medio de un SMS de Malaysia Airlines[/pullquote]

Antes del anuncio del primer ministro, las autoridades habían convocado a los familiares de los ocupantes del avión desaparecido que están en Malasia a un hotel cercano a Kuala Lumpur para darles la noticia, mientras que al resto les mandaron el SMS, informó el diario The New York Times.

Por su parte, los familiares de los pasajeros chinos (mayoría entre los ocupantes del avión) recibieron juntos el mensaje en el hotel de Pekín donde se reunían desde el 8 de marzo para esperar novedades. Algunos se desplomaron en el lugar llorando y abrazándose con sus familiares, otros se alejaron rápidamente para llorar en forma privada.

Poco después , el primer ministro malasio, Najib Razak, anunció al mundo que el avión cayó al sur del Océano Índico, aunque sin decir en la conferencia de prensa que nadie había sobrevivido a la tragedia.

COMENTARIOS