Curiosidades

Trucos mnemotécnicos para mejorar nuestra memoria

Cinco estrategias para recordar con más facilidad cierta información

sábado 19 de mayo de 2018 - 7:48 am

Quizás alguna maestra nos haya mencionado, o incluso facilitado, un truco para recordar aquella información para la que no queda otra alternativa que tener una buena memoria. Esos consejos tienen un nombre: mnemotecnia, definida como el procedimiento de asociación mental para facilitar el recuerdo de algo.

Aquí, cinco estrategias para recordar con más facilidad aquella información que, por uno u otro motivo, no sería conveniente olvidar.

1- Recordar la primera letra

Si tenemos un listado de palabras para memorizar, solo basta tomar la primera letra de cada una y construir una frase más sencilla con ellas. Por ejemplo, los elementos de la segunda línea de la tabla periódica son Litio, Berilio, Boro, Carbono, Nitrógeno, Oxígeno, Fluor, Neón, para memorizarlos basta incorporarlos en una frase: “La BBC no funciona”.

2- Poner las cosas en orden

Las expresiones “en primer lugar”, “en segundo lugar” corresponden a una regla mnemotécnica utilizada por los griegos para preparar exposiciones. Consiste en imaginar un recorrido cotidiano y asociar los distintos puntos por los que pasamos con lo que queramos memorizar. Por ejemplo, para aprender los países de la Unión Europea, imaginamos el recorrido desde nuestra casa a nuestro trabajo: en primer lugar, al salir, hay una panadería: panadería-baguetes-Francia. En segundo lugar, pasamos por un concesionario de Wolkswagen. Wolkswagen-Alemania. En tercer lugar por un edificio feísimo, muy vulgar. Vulgar-Bulgaria… Sencillo, ¿no?

recurso466

3- Asociar palabras clave

Esta es una buena estrategia para aprender idiomas. Se trata de vincular la palabra que queremos aprender a otra que se parezca en nuestro lenguaje, sin importar si no coinciden sus significados. Luego, es preciso imaginar una escena que se asocie con el significado del nuevo vocablo. Un ejemplo: weather es tiempo en inglés, que se parece a suéter, algo que necesitamos cuando hace frío.

4- Números por letras

Este es un truco que funciona cuando hay que memorizar un número muy largo. Aquí, cada número se cambia por una palabra que tenga ese número de letras. Por ejemplo, si quisiéramos recordar el número 3527251634, podemos reemplazarlo por esta frase: muy ancho el planeta es, mares y océanos hay aquí. La primera palabra tiene 3 letras, la segunda 5, la tercera 2, etc. Así obtienes el número automáticamente.

5- Palabras inventadas

El último consejo es que dejemos volar un poco nuestra imaginación. La idea es tomar la primera letra o sílaba de la información que queremos recordar pero, en vez de seguir el primer consejo, inventamos con ellas una palabra. Pongamos por caso que queremos estudiar los planetas. Solo deberemos recordar “mervetima jusaune”: Mer(curio), Ve(nus), Ti(erra), Ma(rte), Jú(piter), Sa(turno), U(rano), Ne(ptuno). Hasta suena a personaje de novela de ciencia ficción, ¿verdad?.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS