Acuerdo con el FMI

¿Cuáles son los puntos centrales de la receta laboral del FMI para Argentina?

"Disminuir indemnizaciones", "simplificar despidos colectivos", construir un mercado laboral "más flexible" y achicar el Estado, entre las más destacadas

miércoles 16 de mayo de 2018 - 2:17 pm

Luego del anuncio de Mauricio Macri sobre la nueva negociación de Argentina con el Fondo Monetario Internacion al (FMI) en busca de un crédito que logre frenar poner paños fríos a la crisis cambiaria producto de la volatilidad del mercado por la suba del dólar -y la consecuente devaluación de la moneda- comenzaron a especularse sobre las recetas que el organismo crediticio le haría cumplir al Gobierno, en contrapartida por la ayuda económica.

Si bien se desconocen los pormenores de la negociación, un informe del organismo del FMI con fecha del 29 de diciembre de 2017 sirve como hoja de ruta de lo que podría suceder en el ámbito laboral.

Entre una serie de sugerencias para “incrementar la competitividad” y configurar un mercado laboral “más flexible”, el FMI consideró necesario que la gestión de Mauricio Macri avance en cambios en lo relativo a las indemnizaciones (“son elevadas”, argumenta) y que limite la extensión de cobertura de los convenios colectivos (“son un problema”) únicamente para el personal sindicalizado, según informa La Nación. También insistió en disminuir las contribuciones patronales.

En el informe, que tiene 83 páginas, el FMI puntualizó la necesidad de “simplificar los procedimientos de los despidos colectivos” y “disminuir el nivel de las indemnizaciones”. Consideró oportuno reducir el empleo público para bajar el déficit fiscal y también sugirió ampliar la cobertura del impuesto a las ganancias. A su vez, señaló que al salario mínimo, al que identificó como una referencia para el sector informal, sería conveniente indexarlo a la inflación para fomentar el ingreso al trabajo formal. De prosperar esta medida, desaparecería el Consejo del Salario, que fija el aumento anual del sueldo básico y en el que participan el Estado, los gremios y los empresarios.

El Gobierno, en su proyecto de reforma laboral que envió al Congreso el 27 de abril pasado, incluyó dos puntos que irían en línea con las sugerencias del Fondo: disminuir el costo de las indemnizaciones y fomentar las pasantías como otra opción de mano de obra.

En este sentido, propuso excluir del cálculo indemnizatorio “el sueldo anual complementario, los premios y/o bonificaciones, y toda compensación y/o reconocimiento de gastos que el empleador efectúe hacia el trabajador”. En cuanto al sistema de prácticas formativas, que suplantaría a las pasantías, la iniciativa oficial impulsa una “asignación estímulo no remunerativa en lugar del salario, aunque establece que todos los beneficiarios estén bajo convenio colectivo.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, negó a La Nación que el proyecto oficial haya sufrido alteraciones con respecto al que se debatió con la CGT el año pasado. Sin embargo, desde la cúpula de la central obrera sostuvieron lo contrario.

COMENTARIOS