Negocios millonarios

Salen a la luz grandes inversiones hoteleras del entorno kirchnerista

Tanto la familia presidencial como sus empresarios allegados comparten el gusto por la inversión hotelera

lunes 24 de marzo de 2014 - 10:25 am

Los hoteles vienen siendo desde hace mucho una obsesión kirchnerista a la hora de invertir y recaudar. Esa predilección alcanza a la familia presidencial y a sus más cercanos socios y colaboradores.

[pullquote position=”right”]Salen a la luz grandes inversiones hoteleras del entorno kirchnerista[/pullquote]

Los Kirchner controlan tres hoteles. El más importante de ellos es Alto Calafate, con el que ocho empresas del empresario K Lázaro Báez, más una financiera de Ernesto Clarens, firmaron acuerdos retroactivos y confidenciales. Gracias a esos convenios, la familia presidencial recaudó por lo menos $ 11 millones entre 2010 y 2011.

El propio Báez impulsa dos hoteles, pero ambos ya acumulan problemas aun cuando ni siquiera se inauguraron.

Tanto los Kirchner como Báez aparecen cerca de otros dos hoteles. Es a través de un ex secretario privado del matrimonio y de un directivo de una de sus sociedades, que a su vez comparte otro directorio de otro hotel con un fiel colaborador del polémico empresario K.

El empresario Cristóbal López, por su parte, despegó por su cuenta. Colocó fichas en el complejo de hotel, casino, shopping y centro de convenciones City Center de Rosario a través de Inverclub SA. Sin embargo, es en la Patagonia donde hizo el mayor negocio: fue al comprar la hostería Los Notros, frente al glaciar Perito Moreno, en 2012.

En definitiva, para hacer negocios, los Kirchner y sus allegados saben bien en dónde invertir.

 

COMENTARIOS