Famosos y política

Polémica por un subsidio del gobierno tucumano a Fede Bal

Es para hacer su primera película. Se reunió con Juan Manzur y llegaron a un acuerdo por el que la provincia financiará parte del proyecto

martes 15 de mayo de 2018 - 6:00 am

Federico Bal filmará su primera película, Rumbo al mar, en la que su papá, Santiago Bal, será protagonista. Pero no todo es color de rosa para el hijo de Carmen Barbieri. Un aspecto de la financiación del filme generó polémica.

Según contó el actor, el proyecto cuesta 20 millones de pesos. El INCAA subsidió una parte y además la productora consiguió el apoyo del Gobierno de Tucumán, ya que el filme se rodará allí.

Luego de una reunión con el gobernador, Juan Manzur, se firmó un decreto por el que la provincia otorgó 1 millón y medio de pesos para la realización.

El acuerdo al que llegaron indica que el dinero se destinará a “afrontar gastos durante la realización del largometraje, correspondientes a alquiler de vehículos, locaciones en la provincia durante el rodaje, logística y movilidad a la provincia desde y hacia Buenos Aires, contratación de técnicos y actores locales”.

Sin embargo, la decisión generó polémica desde la política, desde donde criticaron que se destinara dinero de la provincia a subsidiar una película. La UCR cuestionó al Ejecutivo provincial por el destino de los recursos.

Debido al revuelo, Bal salió a defenderse. Primero lo hizo en las redes sociales. En Twitter escribió un mensaje para aclarar, en principio, que el dinero es para la película y no para él. Explicó también que para hacer el filme, y como parte del acuerdo, se contratarán actores y trabajadores tucumanos. Indicó además que en el largometraje se mostrarán los paisajes de la provincia.

“Para los periodistas desinformados que quieren difamarme, en este proyecto tan importante para mí y para mi papá, quiero contarles que la plata recibida de parte del Gobierno de Tucumán, es para un proyecto declarado de interés cultural de la Provincia. Es para la peli, no para mí”, escribió.

Y agregó: “Lo que tal vez no sepan es que parte del acuerdo es contratar a profesionales tucumanos, tanto delante de cámaras como detrás. Más de la mitad del equipo técnico y actores son tucumanos, y están todos felices de ser parte y agradecidos de estar haciendo esto en Tucumán, y de que podamos mostrar lo linda que está la provincia y su gente. Estoy en contacto con la gente y al tanto de sus necesidades, y dentro de mis posibilidades voy a ocuparme de lo que pueda para ayudar”.

Luego, en diálogo con Jorge Rial en Intrusos, Bal opinó que hay un “ensañamiento” con él. “Acá la provincia está feliz del rodaje que estamos haciendo”, dijo.

COMENTARIOS