Política

Macri sorprende y concede más poder al ala política de Cambiemos

El presidente incluyó a Monzó y Frigerio en la mesa chica de decisiones, y podría sumar también a dos gobernadores radicales

martes 15 de mayo de 2018 - 5:19 am

La crisis financiera provocó el primer cambio dentro del Gobierno: el presidente Mauricio Macri tomó nota de los reclamos internos y amplió la mesa de toma de decisiones.

En plena negociación con el FMI y con el dólar sin techo, Macri decidió incorporar al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó , y al ministro del Interior, Rogelio Frigerio , al grupo reducido que se reúne todas las semanas para definir el rumbo de la gestión.

Según detalla el diario La Nación, hasta ahora, la mesa de decisiones se limitaba al jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora María Eugenia Vidal, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En los próximos días se formalizarían además los ingresos de al menos dos gobernadores radicales: Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy).

Se trata de la primera reacción del Presidente ante el reclamo generalizado de sus socios de Cambiemos , el radicalismo y la Coalición Cívica, y de la oposición, en particular del peronismo federal, de que su gobierno “se había cerrado”.

Ayer al mediodía se dio el primer encuentro en la Casa Rosada. Ahí hablaron los seis durante una hora y media. “Fue una muy buena reunión”, confiaron testigos. Peña fue el encargado de oficializar la decisión del jefe del Estado.

La apertura de la mesa de conducción, tras la devaluación y en la víspera del vencimiento de Lebac, fue también una señal de debilitamiento del poder de los encargados de seguir los avances de la gestión: Peña, y los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, el tridente que el Presidente calificó como sus “ojos e inteligencia”.

Las incorporaciones de Frigerio y de Monzó, que hasta ayer estaba prácticamente jubilado en el oficialismo -había anunciado que no renovaría su banca y deslizó que pretendía una embajada en Europa-, fueron la respuesta de Macri a los diagnósticos que escuchó de la gran mayoría de quienes lo vieron en los últimos 10 días.

COMENTARIOS