Salud

Enfermedad de Crohn: ¿qué dieta hay que seguir?

Cuáles son la consecuencia para el organismo de una mala alimentación padeciendo esta inflamación

lunes 14 de mayo de 2018 - 7:53 am

La enfermedad de Crohn causa inflamación del sistema digestivo. Pertenece a un grupo de enfermedades llamado enfermedad intestinal inflamatoria y puede afectar cualquier área desde la boca hasta el ano.

No se conoce la causa de esta enfermedad. Puede deberse a una reacción anormal del sistema inmune del cuerpo y también parece tener una tendencia familiar. Generalmente comienza alrededor de los 13 o 30 años de edad.

La dieta de los pacientes con la enfermedad de Crohn debe ser completa y equilibrada. En general, no se deben recomendar dietas restrictivas. En algunas situaciones concretas sí pueden darse algunas pautas dietéticas, pero siempre bajo la recomendación del especialista.

Un error frecuente consiste en pensar que la dieta es causa o puede ser la cura de la enfermedad, lo que lleva a muchos pacientes a hacer restricciones de alimentos injustificadas y que pueden acarrear además problemas carenciales o de malnutrición.

En fase de brote, lo más importante es no aumentar los síntomas y evitar daño en la mucosa del intestino. Se aconsejan, según la tolerancia, alimentos de fácil digestión:

  • Cereales sin azúcares añadidos y no integrales (papillas de bebes, arroz, avena, pan tostado, sémola, tapioca, cuscús, etc.).
  • Papas y boniatos.
  • Huevos, carnes (blandas y magras) y pescado.
  • Legumbres, verduras, hortalizas y frutas bajas en residuos (algas, compotas sin piel, zumos sin azucares añadidos y colados sin pulpa, garbanzos, lentejas rojas sin piel, purés, calabaza, etc.).
  • Bebidas de avena, de arroz, infusiones y caldos.
  • La técnica de cocinado debe ser sencilla, como hervido, vapor, papillote, horno, plancha, guisados suaves, etc.
  • Si fuese necesario, se aumentaría el aporte energético, proteico, vitamínico y de minerales, especialmente hierro, vitamina B12 y ácido fólico.

Qué alimentos restringir

Solo se deben restringir aquellos que, de forma sistemática, produzcan síntomas en el paciente. Aunque esto es lo mismo que se recomienda en un paciente sin la enfermedad de Crohn. De otra manera, si empezamos a restringir cosas, acabaremos haciendo la vida imposible a nuestros pacientes.

Consecuencias de una mala alimentación

Y ya no solo eso, si no que una mala alimentación puede tener consecuencias importantes. Existe una tendencia de desnutrición del 50-70 por ciento de los pacientes con la enfermedad de Crohn.

Las causas de esta desnutrición son:

  • Inflamación local y sistémica.
  • Interferencias de los fármacos.
  • No comer lo necesario para evitar el dolor.
  • Pérdida de nutrientes por la lesión y por la diarrea.
  • Malabsorción por la lesión del aparato digestivo.

La nutricionista, además, alerta de las consecuencias:

  • Más tiempo de recuperación de la enfermedad.
  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Diarrea y anemia.
  • Inhibición de algunas funciones del aparato digestivo.
  • Disminución de la eficacia de los fármacos.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS