Economía

Por qué la Argentina es más débil que sus vecinos ante el escenario externo

Un alto déficit fiscal, una gran exposición al financiamiento internacional y un mercado de capitales chico hacen que la economía local sea más frágil

domingo 13 de mayo de 2018 - 11:53 am

Ante un “estornudo” de los Estados Unidos, la Argentina se pesca una pulmonía, mientras que el resto de los países de América Latina (excepto Venezuela) solo se resfrían.

Según indica el diario La Nación, esta alegoría médica sirve para ilustrar la realidad de la economía local ante la suba de la tasa americana y un contexto internacional menos benévolo para la región.

Pero la pregunta que surge es: ¿Por qué los otros pacientes presentan mayores defensas? Déficit fiscal alto, mercado de capitales chico y elevada exposición al endeudamiento aparecen como las principales explicaciones.

Mientras que el resto de los países de la región devaluó su moneda 10% en promedio, la Argentina devaluó 15% desde el 25 de abril pasado y, a diferencia de ellos, viene depreciando el peso 35% desde julio de 2017 y 47% desde mayo del año pasado, según precisa Ariel Coremberg, director del Centro de Estudios de la Productividad de la Universidad de Buenos Aires.

Es más, ninguno de sus vecinos tuvo que correr a pedirle prestado al Fondo Monetario Internacional ( FMI ), ante una fuga de dólares y una repentina crisis de confianza de los inversores internacionales.

Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres & Asociados, dice que la Argentina tiene una debilidad fundamental con respecto al resto de los países de la región, que consiste en un déficit fiscal muy alto, con un sistema financiero chico (su crédito al sector privado es de 14,3%, mientras que en Colombia, por caso, es de 42% y en Brasil, de 60%). Como no hay modo de financiar ese déficit internamente, se depende del financiamiento externo, y eso te hace vulnerable a los contratiempos internacionales”, explica.

Dante Sica, director de la consultora Abeceb.com, argumenta que la Argentina es estructuralmente más débil en lo financiero que el resto de países de América Latina, a excepción de Venezuela.

“Además, la suba de tasas en los Estados Unidos, tomó al país en un momento complicado, con todo el pico inflacionario, la suba de tarifas y la sequía. Todo ese cóctel no lo sufren los vecinos”, comenta.

Para Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, la Argentina se distingue del resto por tener un “prontuario” de incumplimiento de sus compromisos y por haber tendido casi siempre a gastar más de lo que le ingresaba al Estado.

COMENTARIOS