Abuso sexual

Preocupante: solo uno de cada 1000 abusos infantiles tiene condena

El dato surge de organismos del sistema judicial y de ONG que se reunieron en el Congreso para tratar la problemática

domingo 13 de mayo de 2018 - 7:20 am

En la Argentina, se estima que de cada 1000 abusos sexuales infantiles que se cometen solo 100 se denuncian y apenas uno recibe condena, según las cifras del Ministerio Público Fiscal (MPF), la Oficina de Investigación y Estadísticas Político-Criminales de la Procuración General de la Nación y el Cuerpo de Peritos Forenses, presentadas el lunes pasado en la Jornada contra el Abuso Sexual Infantil que se hizo en el Congreso.

Los números fueron aportados por la ONG Red por la Infancia y convalidados por los principales referentes en la materia, presentes en el encuentro.

Las conclusiones fueron claras: la cadena de detección, denuncia y condena se corta en todas las instancias y esto hace que en este delito solo remotamente se castigue al culpable.

Un sistema judicial paternalista, lento y sin capacitación específica; médicos que no detectan el abuso; maestros que temen denunciar; la presión de la familia; una Justicia que entiende el vínculo como un atenuante y no como un agravante; jueces que no investigan y lo reducen a un conflicto familiar y privado.

Esas son algunas de las muchas razones, que se explicaron en el encuentro, por las que el abuso sexual infantil es uno de los delitos menos castigados en el país. Y también, en la jornada, se expusieron otros aspectos de la problemática.

Siete años para una condena. Es el doble de tiempo promedio que para el resto de los delitos penales, señala Paula Wachter, presidenta de la Red por la Infancia, organizadora, junto con la diputada de Evolución Carla Carrizo, de la jornada.

“Uno de cada 1000. Los abusadores hoy gozan de impunidad. Y si esa condena llega, tras siete años, los niños se hicieron adultos. No se los protegió en su infancia”, agrega.

Hoy, para el Código Penal, quien abusa sexualmente de un menor de 13 años recibe la misma pena que quien libra un cheque sin fondos: entre seis meses y cuatro años. Y si la víctima es menor de 16, la sanción es la misma que para el que comete usura: de tres a seis años.

COMENTARIOS