Alimentación

Las alergias alimentarias se duplicaron en los últimos 20 años

La leche, huevo, soja y trigo son los causantes de los mayores problemas alérgicos en casi el 6% de los menores de 3 años

jueves 10 de mayo de 2018 - 6:07 am

Las alergias alimentarias se duplicaron en el mundo en los últimos 20 años elevando la cifra a 250 millones de casos.

Se calcula que uno de cada veinte niños padece alergia alimentaria, y en Argentina casi un millón de adultos mayores de dieciocho años ha sido diagnosticado por un médico, mientras que otro millón cree que es alérgico a algún alimento.

En virtud de estos datos que continúan en aumento, del 7 al 11 de mayo se celebra la 1° Semana Argentina de las Alergias Alimentarias propuesta por la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC) a fin de concientizar sobre la importancia de la detección temprana y tratamiento precoz.

El aumento de casos de alergia alimentaria podría deberse a diferentes factores tales como: cambios en las rutinas alimentarias y manufactura de alimentos, incorporación a la dieta local de productos de otras culturas, incremento del número de cesáreas y cambios en la flora bacteriana (microbioma) de las personas.

En diálogo con el portal de TN, el Dr. César Martín Bózzola (MN 75110) Médico Pediatra, especialista en Alergia e Inmunología Clínica y Ex presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica, contó que los síntomas pueden ser variados y en ocasiones pueden ser tan graves como para poner en riesgo la vida de los niños.

“Son parte de lo que se llama “marcha alérgica” que una persona puede sufrir en su vida como eccema, asma o rinitis”.

En los niños con alergia alimentaria el sistema de defensas comienza a reaccionar inadecuadamente contra ciertos alimentos como la leche, huevo, soja, frutos secos, maní, pescados, mariscos, trigo.

Aunque cualquier alimento puede provocar reacción alérgica, “los grandes 8”, como se los conoce, son los responsables de más del 94% de las causas. Las alergias son diferentes de las “intolerancias” en las que el problema es de otro origen.

COMENTARIOS