Boca Campeón

Las claves del campeonato de Boca: una Superliga que se aseguró desde el inicio

El Xeneize se adueñó de la punta desde la primera fecha y jamás la saltó. Ganando los ocho primeros partidos, tuvo un colchón de puntos en la primera parte que hizo valer en el final

miércoles 9 de mayo de 2018 - 10:56 pm

Quedó muy lejos en la memoria del hincha el inicio de la Superliga, pero hay que recordar que desde la primera fecha Boca se probó el traje de puntero y le quedó muy bien. Tan bien que el equipo de Guillermo jamás soltó la primera posición.

Además, aventajó a todos sus perseguidores con clara superioridad: ganó los primeros ocho partidos –incluido el clásico frente a River en El Monumental por 2 a 1- hasta que en la novena fecha Racing lo derrotó.

Mitad de semestre más que aceptable para Boca. Primera parte del torneo cerrando el año con diez victorias y apenas dos tropiezos.

Tras el receso de verano comenzaría un andar irregular en el campeonato. Tuvo dos condicionantes que le dieron más de un dolor de cabeza. Uno fueron las constantes lesiones de algunos jugadores, algo normal a lo largo de una competición; sin embargo, lo marcaron a fuego las ausencias de dos hombres claves en el armado del equipo: Fernando Gago (operado de una rotura de ligamentos que se resentiría en su regreso) y Darío Benedetto (también sufrió una rotura ligamentaria en la novena fecha).

El otro condicionante fue la doble competencia, siendo la Copa Libertadores la obsesión del club de La Ribera. El grupo le presentó viajes y kilómetros que recorrer por lo que los Mellizos tuvieron que acudir a la rotación en búsqueda de administrar a sus jugadores.

Allí, en el plantel, es donde se vio la diferencia de Boca frente al resto. El Xeneize contó con dos jugadores por puesto, y muchos de buen nivel como Wanchope, artífice de goles importantes como el doblete ante Unión y el que le hizo esta tarde a Gimnasia; la vuelta de Sebastián Pérez, en un lugar que no tenía recambio; y el nivel superlativo de Cristián Pavón.

Pavón fue el sostén de Boca cuando el equipo no encontraba fútbol, sus compañeros lo buscaron en innumerables oportunidades y al delantero no le pesó la responsabilidad. El 7 fue determinante en el ataque por su velocidad y desequilibrio. Su rendimiento lo llevó a La Selección, posiblemente al Mundial y el reconocimiento de la hinchada –con ovación incluida en el partido de la fecha 26 ante Unión-.

Boca es un justo campeón. No tuvo un competidor claro entre los 21 equipos que participan en la Superliga, ni siquiera Godoy Cruz que logró un formidable nivel en la segunda parte del torneo con Diego Davobe.

COMENTARIOS