Apple

La iMac cumple 20 años: ¿por qué fue tan disruptiva?

En 1998, Steve Jobs presentó esta computadora ante accionistas y periodistas; había recuperado su trabajo en Apple hace poco tiempo y quiso volver y cambiar el mundo

miércoles 9 de mayo de 2018 - 1:21 pm

Hoy en día, Apple es sinónimo de calidad. Sus productos se destacan por su elegancia, practicidad y un sistema operativo que facilita muy útil hasta para aquellos que no manejan la tecnología con facilidad. Esto no es casualidad; es el fruto del trabajo y la obsesión que tuvo Steve Jobs para hacer las mejores computadoras. Hoy cumple 20 años la iMac, el ordenador con “forma de huevo”. ¿Por qué fue tan disruptivo?

Para comenzar, el monitor se veía increíblemente bien si se comparaba con los que tenían la mayoría de las PC; sólo tenía un cable (el que se conectaba a la electricidad), había desterrado las unidades de disco de tres pulgadas y media y las había sustituido por unidad de CD-ROM. Aquellas primeros iMac eran además fáciles de conectar a Internet, un figura que todavía muchos no lograban comprender.

Aunque el primer iMac todavía venía lastrado por un aspecto importante de la vieja Apple: funcionaba con el sistema operativo OS 9, no con Mac OSX. Iba a pasar un tiempo en adaptarse a las entrañas del sistemas operativo de los antiguos ordenadores NEXT, concebidos por Jobs a su salida de Apple, para que el flamante y disruptivo sistema pudiese funcionar en el iMac. Apple decidió que para que el nuevo sistema fuese de verdad eficaz no sería compatible con las aplicaciones para OS 9.

La Macintosh 128k, otro modelo innovador de Jobs en 1984
La Macintosh 128k, otro modelo innovador de Jobs en 1984

En el aspecto del diseño el iMac además de ofrecerse en varios colores, y además mostrar por su carcasa transparente sus entrañas, contaba con detalle geniales. Como por ejemplo que tuviese un asa en su parte superior para facilitar su movilidad. Pero quizá lo más importante es que el iMac tenía un aspecto simpático que no intimidaba a los usuarios e inventaba a la “familia” a animarse a utilizar la computadora.

El día de hoy, el iMac más potente es una máquina con una potencia de cálculo tremenda y una pantalla de primera calidad, destinado sólo para profesionales que necesitan de un gran rendimiento. Pero Apple no sólo apuesta por el sector profesional para seguir vendiendo su mítica computadora. El modelo más sencillo tiene un precio que arranca en los 1.305,59 euros (32.000 pesos) y está destinado a todos los públicos. A pesar de la bajada en ventas de los ordenadores de escritorio en los últimos años el iMac sigue muy vivo.

COMENTARIOS