Policiales

Perpetua para periodista salteño que mató con “agua bendita” a su pareja y al hijo de ésta

Hoy se llevó a cabo el fallo que dejará a Franco Rodrigo Gaspar Cinco en cadena perpetua; según el Tribunal de Salta, el victimario planificó el crimen

martes 8 de mayo de 2018 - 12:36 pm

Un periodista fue condenado hoy a prisión perpetua por asesinar a su pareja y al hijo de ella, a quienes envenenó con cianuro luego de engañarlos con que se trataba de agua bendita, en junio de 2017 en la ciudad de Salta, según informaron fuentes judiciales.

Se trata de Franco Rodrigo Gaspar Cinco (28), a quien la Sala II del Tribunal de Juicio salteño consideró autor de los delitos de “homicidio simple en grado de tentativa en concurso real con homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por el medio utilizado -veneno-“.

Antes del doble crimen, el periodista intentó matar al niño Amir Párraga (2) de otras maneras porque le molestaba su relación con su madre, Alejandra Párraga (26), la segunda víctima.

El día de hoy, antes de escuchar el fallo, el acusado tuvo la oportunidad de brindar un alegato final como último recurso para tratar de torcer lo que parecía ya un destino escrito -la cadena perpetua. Con mucha calma, el asesino dijo que “nunca tuvo la intención de matar” a la joven y que siempre estuvo dispuesto a colaborar en la investigación. Reiteró su inocencia y quiso inculpar a la víctima.

salteño2

“Jamás tuve la intención de terminar con la vida de Alejandra, el amor de mi vida, ni de su hijo. Con Alejandra teníamos planes, proyectos. Yo tengo un hijo”, declaró Gaspar Cinco. “Hay muchas cuestiones subjetivas, la construcción de la historia hizo que haya una condena mediática y social. En 11 meses no fue que no quise hacer mi descargo, agradezco la predisposición del fiscal pero el tiempo era insuficiente”, agregó.

Gaspar Cinco llegó al juicio acusado del doble homicidio cometido el 5 de junio de 2017, en la casa de los Párraga, situada en Gorriti al 800, de la ciudad de Salta, adonde el periodista llegó con una botella que, según él, contenía agua bendita para el niño, que estaba enfermo. Apenas tomó un trago, el niño colapsó. La madre lo llevó rápidamente al Hospital, pero no logró llegar con vida.

COMENTARIOS