Caso Cristóbal López

Cristóbal López cerró una empresa que lo asociaba a los Kirchner

Se trata de la Inversora M&S. Allí trabajaba la hija de Alicia Kirchner. Investigan si el cierre fue legal

lunes 7 de mayo de 2018 - 6:12 am

La firma Inversora M&S ya no existe. Cristóbal López la desintegró poco antes de ser detenido en diciembre pasado.

Ya no era útil a los negocios del Grupo Indalo y buscó cerrar con ella un tendal de negocios que hoy son investigados en diferentes expedientes judiciales.

Según detalla el diario Clarín, se trata de la empresa en la que se encontraba nombrada Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner. Además, la empresa le alquiló a Los Sauces SA la inmobiliaria de los Kirchner.

M&S fue un puente entre López y la familia Kirchner. Representó millonarios negocios y el nombre figura en diversas causas por lavado de dinero y en una por defraudación al Estado. Inversora M&S era una de las compañías claves del Grupo Indalo López ya despidió a los empleados que trabajaban. Romina Mercado que figuraba en la nómina de personal, ya se había desvinculado de la firma antes del cierre.

La Justicia investiga si el cierre dela empresa se hizo “de acuerdo a los permisos legales” ya que el Grupo Indalo contaba con medidas cautelares, y se comenzó a indagar sobre “la verdadera razón por la que concluyó la actividad” de Inversora M&S.

El juez federal Julián Ercolini consultó al juez Javier Cosentino, que lleva el concurso preventivo de Oil Combustibles, para saber si allí se informó sobre la desintegración de la empresa.

¿Por qué no parece un cierre casual en algunos juzgados? Porque Inversora M&S está sospecha de ser utilizada en maniobras defraudatorias, pagos millonarios a los Kirchner y operaciones de lavado de activo.

Desde el Grupo Indalo dijeron que la firma se desintegró porque no podía sustentarse por sí misma, “cuando se decidió que cada empresa se maneje por separado ya no tenía razón de ser”. Su principal actividad era proveer de fondos a las demás firmas del holding.

Inversora M&S recibió de Oil Combustibles $ 3.240 millones. Ese dinero es parte de los $ 8.000 que la firma petrolera no pagó a la AFIP en concepto del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) y que le valió un procesamiento por defraudación al Estado y la prisión preventiva a López y a De Sousa.

Con esos fondos que debían ir al Estado, M&S compró el hotel El Retorno que compartió empleados con un hotel de los Kirchner, Alto Calafate.

COMENTARIOS