Cristóbal López

En problemas: piden la quiebra personal de Cristóbal López

El pedido de quiebra podría ayudar a determinar los bienes, fondos y otros activos que López tiene en el país o en el exterior, como así también sus deudas, más allá del Grupo Indalo o Casino Club, que durante años fueron sus dos principales fuentes de ingresos

sábado 5 de mayo de 2018 - 7:17 pm

Uno de los frustrados compradores del Grupo Indalo le pidió a la Justicia que decrete la quiebra personal de Cristóbal López, a la vez que le reclama decenas de millones de pesos.

Según informó Hugo Alconada Mon para La Nación, el pedido lo presentó el abogado Santiago Dellatorre, quien desembarcó en el holding junto al financista Ignacio Rosner, en octubre del año pasado, pero que debió marcharse a fines de marzo, cuando López salió de la cárcel tras un fallo de la Cámara Federal porteña e intentó recuperar el timón.

El pedido de Dellatorre quedó en manos de la jueza María del Milagro Paz Posse, quien tramita en su Juzgado los concursos de la petrolera Oil Combustibles y otras empresas en problemas del Grupo Indalo, y podría echar algo de luz sobre cuál es la verdadera situación patrimonial de López, uno de los empresarios de mayor crecimiento durante el kirchnerismo.

Sin embargo, Dellatorre no logró aún avanzar contra López, porque Cosentino rechazó quedarse con su pedido de quiebra, al considerar que no había “razones de conexidad, ni de economía procesal”, como así tampoco de “conveniencia”. Por eso, le devolvió el expediente a su colega, que a su vez reafirmó su rechazo a tramitarlo.

“Considero que no puede soslayarse, por circunstancias que son de notorio y público conocimiento, que el presunto fallido [por López] se encuentra involucrado con las empresas concursadas [del Grupo Indalo] ante el mencionado tribunal”, indicó.

En ese contexto, la jueza giró el expediente con el pedido de Dellatorre a la Cámara de Apelaciones, donde los integrantes de la Sala C definirán cuál de los dos jueces deberá tramitarlo.

Dellatorre le reclama a López decenas de millones de pesos, en momentos en que el empresario patagónico volvió a prisión, se encuentra inhibido y embargado, y con el holding al borde del colapso, mientras que la Justicia investiga la fallida reconversión del Grupo Indalo en el Grupo Ceibo.

COMENTARIOS