Seguinos en nuestras redes

Salud

Consejos para reducir el consumo de azúcar

Todo lo que debés saber a la hora de eliminarlo o reemplazarlo para no cometer errores

El azúcar cumple diversas funciones importantes en nuestro cuerpo, como la activación de la energía indispensable para el buen desarrollo de las actividades diarias. Sin embargo, es indispensable conocer los efectos negativos que el exceso de glucosa puede tener en el organismo.

El problema más inminente sería un aumento de peso e incluso llegar a la obesidad cuando se sigue una dieta rica en azúcares durante un tiempo. Y todo lo que esta conlleva: hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, cálculos biliares y problemas de hígado, colesterol alto, entre otras.

Al seguir una dieta rica en azúcares dejamos de tomar otros nutrientes necesarios y suele presentarse déficit de algunas vitaminas como la A, C, B9; y minerales como el calcio y el hierro.

A estos efectos, se añade:

Publicidad
  • Caries dental: las bacterias de la boca se nutren de azúcares simples (monosacáridos) generando ácido que daña el esmalte dental.
  • Hambre sin control: el consumo de azúcares diariamente implica que se genere resistencia a la leptina, hormona que controla la sensación de hambre, de manera que se pierde todo control sobre el mismo.
  • Insuficiencia renal crónica: la pérdida progresiva de las funciones renales es otra de las grandes consecuencias de ingerir azúcar en grandes cantidades. Cuando en la orina comienza a detectarse la presencia de albúmina denota que se comienzan a producir fallos en los riñones.
  • Adicción: “no se ha podido demostrar científicamente que el azúcar desarrolle adicción en las personas, pero sí que existen estudios que demuestran la gran adicción que provoca en animales. Aun así, se cree que consumir azúcar puede generar adicción en los seres humanos”, explica Esteve.
  • Gota: consumir fructosa puede ocasionar la aparición de gota.

¿Por dónde empiezo?

Para empezar, si queremos disminuir la cantidad de azúcar en nuestra dieta, es importante hacerlo poco a poco para que nuestro paladar se vaya acostumbrando. Es decir, si por ejemplo ponemos dos terrones de azúcar en el café, es poco probable que toleremos el café sin azucarar; pero podemos probar a poner un solo terrón y, cuando nos hayamos acostumbrado, podríamos pasar a tomar el café sin azucarar.

Se recomienda no cortar con el azúcar de forma radical e ir disminuyendo paulatinamente el azúcar para acostumbrar al gusto. Lo más sencillo es disminuir la cantidad de azúcar que añadimos a algunos productos (café, infusiones, yogures, etc.) y limitar el consumo de bebidas azucaradas. Estas bebidas suponen un aporte elevado de azúcares simples que tomamos sin darnos prácticamente cuenta. Los últimos estudios indican que esto también es aplicable a los zumos naturales, que deberían ser sustituidos por la fruta entera (por ejemplo: es preferible tomar una naranja que un jugo de naranja, por muy natural que sea).

Respecto a los yogures u otros productos azucarados, se aconseja comprar el producto sin azucarar y añadir la cantidad de azúcar que nosotros consideremos. De este modo, seremos conscientes de la cantidad que añadimos y podemos ir poco a poco reduciendo esta cantidad.

Publicidad

Otro aspecto que hay que tener en cuenta, es reducir el consumo de otros alimentos ricos en azúcar como los bollos o dulces, las mermeladas o los lácteos con alto contenido de azúcares (como batidos industriales), entre otros.

Así podremos conseguir que el aporte de azúcares provenga únicamente de forma natural en los alimentos como las frutas y las verduras, las cuales es preferible consumir de forma entera y no en jugos. Además hay que evitar platos precocinados y tratar de no ingerir repostería en general. Es mejor hacerla casera y consumirla de forma ocasional.

¡Atento a las etiquetas!

Muchas veces nos somos conscientes del azúcar que llevan los alimentos y creemos que el exceso de azúcar se limita únicamente a los dulces, no tenemos en cuenta su presencia en, por ejemplo, aderezos como la salsa de soja o el ketchup.

Publicidad

En la etiqueta de un alimento figuran dos datos: la información nutricional y la lista de ingredientes. Cuando nos fijamos en la información nutricional de un alimento se nos indica tanto los hidratos de carbono como los azúcares, pero no se hace distinción sobre si estos azúcares se encuentran presentes de forma natural, o son azúcares añadidos por el fabricante.

Por lo que nos tenemos que fijar en la lista de ingredientes para saber si se ha añadido o no. Se recomienda en este sentido, buscar de dónde vienen esos azúcares. “Es mejor que provengan de la miel o de la sacarosa. Conviene evitar el aspartamo, sorbitol, acesulfamo K o el jarabe de glucosa-fructosa.

Sustitutos del azúcar

Si no queremos perder el gusto dulce, podemos utilizar otros sustitutos en la cocina. Los especialistas aconsejan optar por las formas naturales para endulzar. Mirá algunas pautas muy útiles para ir adaptando la preparación de los platos:

Publicidad
  • En cocina y repostería, la mejor alternativa es el uso de fruta seca y fresca. Sus azúcares naturales se asimilan lentamente y son alimentos ricos en fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes. Se transforman en energía y son el carburante natural que el organismo necesita para desarrollar sus funciones vitales y para la actividad física. La manzana (en forma de compota) es un gran sustituto del azúcar en galletas, bizcochos, tortitas, etc. El plátano triturado (mejor si es maduro, pues su dulzor se potencia) es excelente en preparaciones de repostería que requieren masas densas como pasteles y bizcochos. Y el dátil es un magnífico endulzante.

  • Utilizar especias y semillas como la nuez moscada y la canela, que tienen un ligero sabor azucarado y se pueden usar para bebidas como el café, el té o la leche. Las de hinojo molidas o las de la vaina de vainilla tienen un ligero sabor azucarado.
  • Las bebidas vegetales, hasta hace poco llamadas leches vegetales, como la de coco y la de almendra aportan un ligero dulzor a batidos, smoothies y otras recetas, así como una textura cremosa interesante.
  • El aceite de coco también tiene un ligero sabor azucarado que se transfiere a los alimentos en el que se cocinan. Se puede usar en repostería para sustituir a otros aceites y a la mantequilla.

Fuente: Cuidate Plus

Salud

Seis hábitos que debés evitar en la cocina según el Feng Shui

Cómo hacer que fluya la energía de manera adecuada según esta filosofía milenaria

Para el Feng Shui, en la cocina – el corazón de la casa – se ven reflejados aspectos vitales que atraviesan al ser humano, habla de la capacidad de sus habitantes para ser prósperos, muestra mandatos y formas de abordar la ganancia del dinero, habla de los vínculos familiares y también revela estados de salud.

Algunos hábitos frecuentes que se instalan ahí vienen a reflejar algunas problemáticas vigentes en el hogar. Algunas de las cosas que podés cambiar para mantener la energía en pleno funcionamiento positivo y sin distorsione son:

Alimentos caducados y frascos vacíos: pasar por alto la caducidad de los alimentos o no renovar los contenidos muestra una energía que no es beneficiosa. Principalmente, hay que cuidar que los alimentos no estén caducados o en mal estado. Si los frascos se quedan semivacíos hay que retirarlos o volver a llenarlos.

La cocina es particularmente un lugar para vivenciar la prosperidad del universo: una fuente con frutas frescas en la mesa, los frascos plenos con legumbres o semillas, las latas con galletas dan sensación de abundancia.

Publicidad

Desorden y un poco de todo: si sos de acumular estos rubros en la cocina cabe preguntarse por qué objetos ajenos a la nutrición están invadiendo el área. Las facturas pasadas nos recuerdan deudas cada vez que las vemos sobre la heladera, lo ideal colocarlas en algún cajón y sacarlas cuando es el momento de pagar.

Acordarse de tomar los fármacos puede ser una tarea tediosa si tenemos muchas ocupaciones, pero no debemos caer en la tentación de dejarlos sobre la mesa. Se pueden guardar en la alacena y hacer un recordatorio con una alarma.

Estas cosas, además de entorpecer el orden y el Qi, están mostrando preocupaciones que invaden la energía de la nutrición y la productividad. Entonces, cada cosa en su lugar, y así mejoramos la productividad y la salud.

Mejorar el flujo energético: sartenes, cacerolas y cucharones entorpecen el flujo energético que debería circular sin obstáculos. El hábito de exhibir objetos punzantes como cuchillos o cuchillas emiten un Qi desfavorable cuando están a la vista, representando temas de discusiones y malestar.

Publicidad

Hay que tener las cosas en espacios como armarios, cajones, canastos o estantes. Así ganamos terreno para cocinar, reducimos contaminación visual, facilitamos la limpieza de las superficies y mejoramos la calidad ambiental.

No acumular: otro hábito nocivo para el Qi de la abundancia en la cocina es la acumulación de cosas. Se juntan por un sentimiento de escasez, por un miedo -irracional pero fundamentado desde el inconsciente- a llegar a necesitarlos algún día y no poder adquirirlos.

Siempre es bueno soltar para que lo que no usamos pueda ser aprovechado. Electrodomésticos que esperan una eterna reparación son otros de los responsables de estancar el Qi, así como vajillas rotas.

Heladera siempre limpia: si no está en buen estado representa un descuido de los recursos. Conserva los alimentos, por eso debe estar limpia y en buen funcionamiento, pero además al abrirla hay que tener la experiencia de ser provistos por su contenido.

Publicidad

No la dejes vacía, mantenela con frutas y verduras frescas, botellas llenas, comida casera en buen estado y no dejes que se acumule suciedad.

La gotita que no cesa: las pérdidas de agua, teniendo en cuenta que la casa es la representación de nuestro mundo interior, están simbolizando alguna emoción o miedos que han quedado sin expresar conscientemente. Las emociones que no se pudieron gestionar correctamente se expresan en la vivienda con pérdidas de agua y humedades. Es fundamental repararlas a la brevedad.

Por último, hay que considerar un aspecto energético que tiene que ver con la distribución de las herramientas en la cocina. El fuego y el agua son los elementales que predominan allí y hay que evitar que entren en conflicto.

Las canillas deben siempre estar al menos a unos 70 centímetros de distancia del horno; de lo contrario, puede mostrar discusiones de pareja (cuando el agua apaga el fuego se vincula con discusiones) o afectar la fortuna. Para contrarrestar este efecto, podemos ubicar una planta en el medio de las dos energías y así restaurar la armonía de los elementos.

Publicidad

Cuando encima de la cocina se encuentra ubicado un baño también será causante de problemas de pareja. Lo ideal es poner una planta en el baño para contrarrestar el desequilibrio. Por otro lado, si arriba de la cocina hay una ventana, colocar cortinas para evitar la huida del Qi.

Una cocina despejada, alacenas ordenadas y limpias, especias y frutas a mano, aromas a café y pan horneado ayudarán a que el Qi de la prosperidad se expanda. El mejor color es el blanco por que permite reflejar la luz y conservar la higiene. Decorar con algunas frases positivas las paredes o cuadros de colores cálidos y alegres dará a este espacio la calidez necesaria para disfrutar la preparación de los alimentos.

Fuente: La Vanguardia

Publicidad
Continuar leyendo

Salud

Cómo preparar un flan en pocos minutos

El truco para tener tu postre listo en menos tiempo

Si querés hacer un flan casero pero no contás con mucho tiempo, con esta receta lo podés hacer en tan solo minutos y delicioso. Es importante dejar que la preparación se enfríe antes de partirlo para que tenga una mejor consistencia y se puede acompañar con lo que más te guste para hacerlo realmente delicioso.

Necesitarás:

– 4 huevos

– ½ litro de leche

Publicidad

– 100 gr de azúcar

Para prepararlo necesitarás batir los huevos con el azúcar hasta que tenga una consistencia cremosa e irle agregando la leche poco a poco hasta que todo se integre muy bien. Llevar esta mezcla a un molde que sea resistente al calor y ahora prepararás el caramelo que pondrás en la base de este molde.

Para el caramelo, agregar seis cucharadas de azúcar y ponerlas a cocinar a fuego muy bajo hasta que se derritan completamente y tengan el color dorado característico. Esto puede durar un rato, tené mucho cuidado al manipularlo porque puede causar quemaduras graves.

En una cacerola, colocar 1 cm de agua en el fondo y poner el molde del flan tapado con aluminio a cocinar en fuego bajo. Una vez que comience el vapor lo vas a dejar solamente cuatro minutos y apagarás la hornalla sin destapar la olla y guardando el vapor que se encontraba dentro del horno hirviendo para que termine de cocinarse el flan.

Publicidad

Es importante dejar que el flan esté ahí hasta que el vapor se acabe y desmoldarlo cuando que esté frío. Gracias al vapor que genera el agua se hará en solo cuatro minutos y no tendrás que gastar tanta luz o gas haciendo uno durante una hora con la llama prendida.

Fuente: Soy aire

Continuar leyendo

Salud

Trucos para eliminar la electricidad estática del pelo

Qué hacer para controlar este problema

La electricidad estática es un tipo de energía que se genera fruto de un exceso de carga eléctrica que acumulan determinados materiales, normalmente por rozamiento, por ejemplo, al cepillar con demasiada fuerza el pelo.

Entre las causas más habituales se encuentran:

– Cabello fino, aunque puede suceder también en el grueso, el fino es más proclive.

– Los ingredientes del shampoo: en el caso de que sean más químicos que naturales podría llevar a la acumulación de estática.

Publicidad

– Un exceso de uso de acondicionadores: si nos pasamos con la cantidad podría llegar a cambiar la forma en la que el pelo se comporta después de lavarlo.

– Falta de hidratación en el cabello: si está seco y áspero se encrespará con más facilidad y, por lo tanto, presentará más electricidad estática.

– Los cepillos de plástico: cuanto mayor sea el porcentaje de plástico, más posibilidades hay de que acumule estática. Los niveles también serán altos si te cepillás con demasiada fuerza.

– Uso de algunos accesorios: las prendas de lana y accesorios para recoger el pelo lo hacen más propenso a sufrir de electricidad.

Publicidad

Para saber si tu pelo está en perfectas condiciones o si bien es propenso a la electricidad estática, tomá una lámpara potente que tengas y ponete delante del espejo. A continuación, poné la lámpara detrás de la cabeza para no ver la luz reflejada en el espejo. Si observás una aureola alrededor de ella, es signo de que no está todo lo sano que debiera. La electricidad estática es la causante de la aureola ya que la cutícula podría estar algo dañada o seca.

También podés probar de frotar un globo inflado sobre tu cabeza, si casi todos pelos se pegan al globo es que tenés mucha carga eléctrica. En estos y otros casos por el estilo se muestra rebelde y tenderá a la formación de puntas abiertas. Lo importante es mantenerlo hidratado ya que los secos tienden a quebrarse con más facilidad porque son más rígidos. De ahí la importancia de usar productos especiales que han sido creados precisamente para conseguir un cabello fuerte y sano de la raíz a las puntas.

Incorporá a tu rutina algunos de los siguientes trucos:

1- Enjuagá tu pelo con agua templada: antes de salir de la ducha, enjuagate con agua templada o fría para suavizar las cutículas de las hebras, lo que hará que no esté dañado y que no acumule tanta estática. Secalo primero con una toalla anti frizz sin frotar después de lavarlo y antes de usar el secador (no abusar ni de éste ni de la planchita).

Publicidad

2- No lo laves todos los días: ni uses productos que no cubran las necesidades de tu pelo. Cuanto más cuidado esté, más sano y sedoso se dejará ver.

3- Protegelo de las inclemencias del tiempo: protegelo del mal tiempo con gorros y bufandas.

4- Usá un peine de púas naturales: evitá los cepillos de metal o de fibras artificiales y optá por los de madera, de cerdas naturales o de púas de jabalí, mejor que mejor si no tienen la bolita en la punta ya que son los que mejor ayudan a quitar los enredos. Y mejor aún si se ajuste a tu tipo de pelo: el lacio necesita un cepillo acolchado; cuando hay mucho cabello es mejor un cepillo con las cerdas de bambú para desenredarlo y los peines de púas grandes son ideales para las cabelleras rizadas.

5- Usá una mascarilla: aplicá una pequeña cantidad sobre el pelo húmedo cada vez que te lo laves y dejá actuar todo el tiempo que puedas. Seguí las instrucciones que se indican en la etiqueta y comprá la que se adecué a tu tipo de melena.

Publicidad

6- Un extra de hidratación: además de la mascarilla o el acondicionador, si tenés mucha estática, podés optar por una crema, cera o mouse anti encrespamiento.

7- Pasá una toallita seca: para tratar de bajar la electricidad estática una vez ya se ha instalado en el cabello pasá una toalla de forma suave por la melena y verás cómo empieza a perder esa intensidad.

8- Escogé bien tu shampoo: cuanto más ingredientes naturales tenga mejor y que sea acorde a lo que tu cabello demanda: si está seco y necesita de un extra de hidratación o si es quebradizo y necesita de componentes que lo fortalezcan.

Fuente: Diario femenino

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR