Dólar

Esperan turbulencias: reabren los mercados, con la atención puesta en el dólar y las tasas de EE.UU.

Morgan Stanley difundió un informe en el que advierte que el terremoto cambiario aún no pasó, y cree que inducirá al BCRA a "subir algo más la tasa"

martes 1 de mayo de 2018 - 9:16 pm

Tras las agitadas jornadas que vivió el mercado cambiario local la semana pasada, a pesar de la intervención del Banco Central, los operadores siguen con cierta preocupación la evolución de las acciones y los bonos argentinos que cotizan en Nueva York, por la generalizada tendencia a la baja con que se negociaron en el día.

“Será difícil que se tranquilice del todo el mercado mañana mismo”, asegura un operador a La Nación, de cara a la reapertura de las operaciones de mañana, sobre todo teniendo en cuenta el rebote en la tasa de rendimiento de los bonos de Estados Unidos (de 2,93 a 2,97%). De hecho, esperan un aumento en el tamaño de las subastas de bonos del Tesoro o nuevas emisiones a diferentes plazos. Es que en el tercer trimestre la administración Trump necesitaría financiarse en US$273.000 millones, la mayor cantidad estimada desde 2011, a lo que se suma un dólar con tendencia global a recuperar valor.

El banco de inversión Morgan Stanley advirtió este martes que el terremoto cambiario aún no pasó, y cree que inducirá al BCRA a “subir algo más la tasa” porque no ve señales claras de desinflación hasta entrado “el segundo semestre”.

La semana pasada, el ente monetario volcó US$4343 millones de las reservas a un mercado que operó de contado US$7963 millones en la semana, lo que lo convirtió en su principal financista: aportó U$$5,5 de cada 10 negociados. Sin embargo, este desbalance es insostenible a largo plazo, y deberá ponerse a prueba si el refuerzo que el BCRA le dio al peso alcanza o no para reequilibrarlo.

Se trata de una cuestión sensible, dado que, hasta ahora, en el mercado y en ámbitos oficiales se había caracterizado como “institucional” la corrida contra el peso. Esto derivaba de lo ocurrido el miércoles, cuando se produjo lo que los economistas suelen describir como una “tormenta perfecta”, dado que el BCRA se plantó para defender el valor del peso en un día en que la tasa de interés a 10 años en Estados Unidos superó el nivel del 3% por primera vez desde 2014.

COMENTARIOS