Caso Bonadio

Cristina Kirchner buscó evitar que Bonadio investigara desmanejos con la pauta publicitaria oficial

El miércoles pasado, impulsada por el Gobierno Nacional, la Cámara Federal porteña desplazó al juez Bonadio

domingo 23 de marzo de 2014 - 8:32 am

Cristina Kirchner se alarmó la semana pasada por el avance de la causa judicial en la que el juez Claudio Bonadio investigaba una supuesta malversación de caudales públicos en el Fútbol para Todos (FPT). Inmediata consecuencia, el kirchnerismo decidió embestir contra el juez y dar una clara señal al resto de los magistrados.

El miércoles último, la Cámara Federal porteña desplazó a Bonadio de esa causa, y el mismo día el kirchnerismo lo citó a declarar ante el Consejo de la Magistratura por una vieja causa por mal desempeño de los años 90.[pullquote position=”right”]Cristina Kirchner buscó evitar que Bonadio investigara desmanejos con la pauta publicitaria oficial[/pullquote]

“La gran preocupación interna es que los jueces comiencen a investigar la pauta, donde las cosas son poco prolijas”, admitieron fuentes oficiales al diario La Nación.

Precisamente, dentro del Gobierno se menciona con inquietud que durante la gestión del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina se detectó una diferencia de 200 millones de pesos entre los montos de las órdenes de publicidad acumuladas en años anteriores y la pauta que efectivamente se emitía al aire a través de los medios.

Esa diferencia de recursos pudo haber tenido destinos inciertos que constituyen un misterio. En 2013, el gasto publicitario fue de $ 1390 millones.

No hay ninguna evidencia de que Abal Medina hubiera cometido irregularidades, pero en la Casa Rosada temen cualquier investigación porque en las segundas líneas pudo haber manejos desprolijos.

La Sala 1 de la Cámara Federal porteña, cercana al Gobierno, ayudó a Abal Medina y al secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, al apartar a Bonadio del caso y designar por sorteo al juez federal Marcelo Martínez De Giorgi. Además, anuló las indagatorias tomadas a Soccimarro y a Abal Medina debido al “incorrecto sendero que el juez escogió transitar”.

Dentro de la Casa Rosada, confiaron que como jefe de Gabinete, Abal Medina tenía que aprobar los pagos por publicidad a los diversos proveedores. El que decidía a quién se le daba publicidad era el ex subsecretario de Comunicación Rodrigo “Rodra” Rodríguez, que también fue castigado.

En enero último fue derivado al Ministerio de Desarrollo Social. Era amigo de Máximo Kirchner, pero se había acercado a Abal Medina. En su lugar recaló otro camporista, Hernán Reibel Meyer.

El centro del conflicto, ahora, era que Bonadio comenzara a investigar ese asunto luego del spot publicitario emitido en FPT donde se criticaba a Macri.

COMENTARIOS