Fútbol

Crespi: sindicalista, millonario y ¿monje negro del futbol?

Uno de los dirigentes más polémicos del fútbol, a Crespi se lo vio saliendo del vestuario del árbitro Facundo Tello, quien dirigiría el partido entre Boca y Gimnasia, finalmente suspendido

martes 1 de mayo de 2018 - 11:55 am

Juan Carlos Crespi sumó un nuevo capítulo a su polémica vinculación con el mundo Boca. El domingo pasado, al salir del vestuario de Facundo Tello, el árbitro que decidió suspender el partido ante Gimnasia en La Plata, levantó sospechas. No es la primera vez, sin embargo, que se pueden notar actitudes polémicas del millonario dirigente.

En noviembre de 2017, Crespi viajó junto a Alejandro Sabella, para presenciar el sorteo de la Copa del Mundo de Brasil 2014. Aquella tarde, las bolillas favorecieron a la Selección, que cayó en una zona accesible junto a Bosnia, Irán y Nigeria.

Las cámaras de la televisión enfocaron a la delegación argentina y Crespi realizó un gesto que llamó la atención: puso sus dedos en V, y los llevó hacia su hombro izquierdo. Como un mensaje hacia el jefe. ¿Fue para Julio Grondona? Nunca se supo.

Las actitudes de Crespi, sin embargo, no sorprenden. Cuenta una persona que integró el cuerpo técnico de la Selección de Sabella, que el ex dirigente de Boca, tuvo varios cortocircuitos con jugadores y con periodistas. “En Boca sabían que si había que ir a pedir un árbitro a la AFA, Crespi era la persona señalada. Tiene mucha personalidad y mucha muñeca. Es útil en ese aspecto. También para solicitar cambios de horarios. En el terreno fangoso, se movía con mucha habilidad”.

Crespi se cruzó con Marcelo Tinelli en la previa de las elecciones que dejaron el famoso 38-38. “El fútbol es para vivos. Esto del fútbol no es cortar polleritas”, le tiró al conductor que soñaba con sentarse en el sillón de la calle Viamonte.

También, claro, se enfrentó con Rodolfo D’Onofrio. “Es un vende humo. Siempre manda a otro a que levante la mano y después está a favor o en contra según sus propios intereses”, acusó Crespi. Hay más. “D’Onofrio tiene que repasar un poco la historia y calmarse. A River le falta mucho para alcanzar a Boca a nivel internacional, aunque quieran sacar copas de cualquier lado”, tiró.

Por último, se cruzó con Javier Mascherano en el Mundial de Brasil 2014. En ese momento, el 5 criticó a Crespi por la indiscriminada venta de entradas. Los futbolistas querían tickets para la familia y el dirigente no las consiguió. Al final del entrenamiento hubo una reunión y el jefecito le disparó: “Sos el campeón del mundo a la hora de hacerte el boludo”.

Fuente: Expediente Político

COMENTARIOS