Salud

¿Te cuesta tomar agua? Seguí estos trucos

Se recomienda ingerir dos litros diarios para beneficiar nuestra salud pero, ¿cómo llegan a esta cifra aquellos a los que no les guste?

martes 1 de mayo de 2018 - 7:28 am

El agua es necesaria para que tu organismo funcione de forma óptima. Ayuda a mantener el peso, mejora el aspecto de la piel, colabora en la salud de tus riñones, entre otros beneficios. Por eso los expertos en salud recomiendan beber en promedio dos litros al día, pero hay muchas personas que no son capaces de llegar a eso.

Beber solo cuando uno tiene sed no es la forma correcta de hidratarse, porque si tu cuerpo te pide agua es que ya está en proceso de deshidratación. No hay que llegar a ese punto sino que de forma sostenida debés ingerir líquidos.

Existen algunos trucos que pueden ser útiles para incrementar de a poco la ingesta de agua:

– Dejá una botella con agua en tu mesa de luz y tomala en cuanto despiertes, que sea lo primero que hagas, antes del café. Lo terminarás convirtiendo en un hábito.

– Llevá una botella de agua reutilizable a la oficina y déjala en frente de tu lugar de trabajo para ir bebiendo a lo largo de la jornada, ya sea tu mesa, delante de la computadora o en el mostrador. Encontrá un lugar donde sepas que la vas a ver seguro para que te recuerde de ir consumiendo. Y a la que se vacíe, volvé a llenarla.

– Poné una botellita en la bolsa o mochila. Para que no genere mucho peso si querés que sea más chica que las que tenés en casa o en el trabajo. Podrás beber en cualquier lugar sobre todo si tardarás mucho en volver a casa. Si tenéis auto, guardala allí al menos en los meses en los que no haga calor.

– Bebé antes de comer, está costumbre además de mantenerte deshidratado te va a ayudar a controlar el peso porque el líquido genera una sensación de saciedad que te ayudará a no comer más de la cuenta.

– Diluye tu jugo si no te gusta mucho el agua, es una opción para darle un sabor distinto. Las medidas serían un cuarto de vaso de jugo y el resto de agua. No obstante, no abuses de esta alternativa porque no es bueno consumir mucho azúcar.

– Dale un toque de sabor añadiendo al agua pedacitos de fruta. Algunas infusiones clásicas se hacen con frutos rojos, pepino, menta, limón y sandía.

– Escribí marcas en la botella de agua que usás o comprá una con medidas. Te ayudará a cumplir con tu meta y te permitirá tener noción de la cantidad de agua que consumís a lo largo del día.

-Si sos de tomar mucho gaseosas, reemplazá alguna con agua con hielo y limón, e incluso unas gotas de estevia pura para endulzarla sin añadirle calorías. De a poco esta bebida irá mutando a agua sola.

– Hacé ejercicio, ya que aumentar la sudoración de tu cuerpo hará que tengas más sed. Practicá deporte de intensidad al menos dos veces por semana y es probable que aumentes la ingestión de agua en medio litro o un litro sin ningún esfuerzo, ya que el cuerpo te lo pedirá.

-Añadí a tu dieta alimentos que contengan agua como el pepino o la sandía. Es un modo de adquirir hidratación por otra vía. Sino también podés usar la comida picante como mecanismo para beber más. Agregá pimienta, ya que eso te dará más sed.

-Descargate aplicaciones con recordatorios si pensás que pese a todos estos trucos te vas a olvidar de beber agua. Esos programas están diseñados para enviarte recordatorios y además llevan un registro de tu consumo.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS