Empleo

Cómo entender lo que está pasando actualmente en Carrefour

Desde el Ministerio de Trabajo, hace solo unas semanas, habían anunciado que “en la empresa no va a haber despidos”, algo que al día de hoy se sabe, no es verdad

domingo 22 de abril de 2018 - 7:44 am

En el medio del atolladero en el que se encuentra Carrefour, el Gobierno encontró una solución paupérrima para los empleados, aunque la única que sería viable para el sostén de la empresa.

Sin embargo desde el Ministerio de Trabajo, hace solo unas semanas, habían anunciado que “en la empresa no va a haber despidos”, algo que al día de hoy se sabe, no es verdad.

El PPC (Proceso Preventivo de Crisis) que impulsó el Gobierno, fue firmado ayer entre Carrefour y el Sindicato de Comercio, lo cual, además de ser una pésima noticia para los 19 mil trabajadores de la cadena de mercados, es un antecedente históricamente infausto para la sociedad laboral en la Argentina.

No obstante, la decisión del oficialismo, la cual durará hasta el 2021, acarrea: mil retiros voluntarios con una indemnización al 150%; una disminución en los haberes mensuales sobre la base de las paritarias, lo cual sería una especie de ajuste que no disminuye el sueldo, sino que directamente no lo aumenta; cierre de sucursales con licencia abierta para suspensiones o despidos, lo que quiere decir que los locales funcionaran y mantendrán al personal siempre y cuando funcione vigorosamente y no genere perdidas monetarias; se reducirán un 50% los aportes patronales y se exhorta “paz social”, lo que implicaría que no se generen marchas, protestas y/o disturbios por parte de los trabajadores.

Dicho acuerdo, no fue de fácil consenso, tuvo varias postergaciones tras disidencias de quienes luego lo firmarían, a saber: el titular de la cartera de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca; el secretario general del gremio de Comercio, Armando Cavalieri; y por parte de la empresa, el CEO de la cadena, el francés Rami Baitiéh.

Según indica el portal Tribuna de Periodistas, el acuerdo Triaca-Cavalieri-Baitiéh pretende garantizar la “Paz Social” a la empresa.

Los delegados, más específicamente los que se encuentran afines al sector disidente al oficialismo, es decir que responden a Ramón Muerza, “están furiosos”.

COMENTARIOS