Seguinos en nuestras redes

Sociedad

Alerta por tormentas fuertes en Buenos Aires, CABA y varias provincias

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el área de cobertura también incluye al este de Córdoba, el sur de Entre Ríos y el centro-sur de Santa Fe

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió esta madrugada un alerta por tormentas fuertes que afectarán el norte de la provincia de Buenos Aires, este de Córdoba, Entre Ríos, centro y sur de Santa Fe, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Río de la Plata interior.

De acuerdo al parte del SMN, “lluvias y tormentas de variada intensidad, algunas fuertes, afectan al este de Córdoba, sur de Entre Ríos, centro y sur de Santa Fe y norte de la provincia de Buenos Aires”.

Además, el organismo meteorológico advirtió que “se prevé que las mismas continúen su desplazamiento hacia el este, afectando al resto del área de cobertura durante la mañana de hoy, siendo algunas localmente intensas provocando principalmente abundante caída de agua en cortos períodos y en menor medida importante actividad eléctrica, ráfagas y ocasional caída de granizo”.

También determinó el cese de alerta para el centro de Córdoba y el noroeste de la provincia de Buenos Aires.

Salud

Por qué nos movemos al dormir

Los motivos que nos impiden un buen descanso

Muchas veces, cuando dormimos, el cuerpo no descansa bien y lo manifiesta moviéndose. Podemos darnos cuenta o no y los motivos por los que esto ocurre suelen ser varios y, por lo general, ninguno de ellos tiene por qué alarmarnos en exceso.

Puede deberse a diversos motivos, pero los más habituales son:

– Estrés: por la noche el cerebro sigue inquieto, si hay cosas que nos preocupan. De ahí que nos movamos tanto en la cama.

– Medicamentos: algunos pueden tener efectos secundarios leves, como por ejemplo, pequeños tics o, en este caso, dificultarnos estar quietos al dormir.

– Colchón: influye a la hora de conciliar el sueño y tener un buen descanso. Si está muy usado, o si es más duro o blando de lo ideal para nosotros, tal vez hay que replantearse el cambiarlo.

Moverse es una cosa, pero dar patadas ya es otra muy distinta. Son movimientos mucho más agresivos que desvelan partes del inconsciente. En general, ocurre por los siguientes motivos:

– Para liberar estrés o rabia: puede ser una forma de liberar estrés o rabia por parte del cerebro. Por la noche es cuando el cuerpo se relaja más y muestra los estados de ánimo y otras cosas que, a veces, suele esconder.

– Por un sueño agitado

– Una forma que tiene el cerebro de cuidarnos: diversos estudios también han confirmado que cuando damos una patada al poco de quedarnos dormidos, es una forma que tiene de despertarnos de repente para asegurarse de que no estamos muertos.

Cómo evitar moverse el dormir

– Infusiones: hay tés especiales para conciliar el sueño, pero también hay otros que son ideales para relajarnos, como la tila o la infusión de valeriana.

– Yoga: la práctica es una de las más relajantes y beneficiosas que hay. Conseguirás un mayor bienestar interior, lo que te ayudará a dormir bien y no moverte por la noche, y harás ejercicio de una intensidad entre baja y moderada.

– Meditación: es una aliada a la hora de liberar estrés y otras energías negativas de la mente que hacen que nos movamos por la noche.

– Música de relajación: una buena opción es, antes de irnos a dormir, probar de escuchar música tranquila para relajar la mente.

– Hacer deporte: alivia todas las tensiones acumuladas durante el día y podría ayudarnos a descansar. Siempre dejando un margen de horas entre la actividad e irse a dormir.

– Rutina: marcate una hora más o menos fija para irte a la cama. Con el paso de los días, tu cerebro entenderá que, llegada la hora, es momento de relajarse y descansar.

Cómo dormir bien

Podemos asegurarnos un mejor descanso si seguimos una serie de pautas:

– Evitar ver películas de miedo o de acción antes de dormir: esto nos dejaría tan alterados que es probable que nos movamos o tengamos pesadillas.

– No tomar bebidas con azúcar: olvidate de los refrescos por la noche. Lo mejor es beber agua, ya que el azúcar incita al sistema nervioso, lo que haría que provocásemos aún más los esos movimientos nocturnos.

– No cenar carnes rojas ni muchas proteínas: las cenas copiosas o que contengan grandes cantidades de proteína nos desvelan.

Fuente: Un cómo

Continuar leyendo

Salud

Cómo el estrés puede afectar a la boca y los dientes

Consejos para que tu salud bucodental no se vea afectada

El estrés afecta a muchos aspectos de la salud y la bucodental no es excepción. Hay muchas patologías bucales cuyo riesgo aumenta con esta situación.

Herpes labial: el virus se contagia por contacto con un infectado o con sus objetos personales. Y una vez te has contagiado no desaparece nunca y puede activarse puntualmente. La razón de que no desaparezca es que permanece agazapado entre las neuronas y listo para atacar en un proceso que se conoce como reactivación. Una de las principales causas de que se reactive es el estrés (también la fiebre o las quemaduras solares).

Síndrome de la boca seca: es la forma popular de referirse a la xerostomía. En esta patología se debilitan las glándulas salivales. Más allá de la molesta sensación de sequedad que genera, la falta de saliva tiene consecuencias más graves en la salud bucal. La saliva tiene una función de limpieza y su ausencia favorece la proliferación de bacterias, aumentando el riesgo de caries.

Aunque la xerostomía puede estar provocada por la diabetes, la toma de algunos medicamentos o los cálculos de riñón, el estrés actúa como detonante final, ya que contrae los vasos sanguíneos que van a las glándulas salivales, con lo que no reciben tanta agua procedente de la sangre y no producen saliva.

Enfermedades peridontales: el estrés emocional afecta al sistema inmunológico y favorece el desarrollo de la placa bacteriana. La hormona del cortisol generada en situaciones de estrés puede aumentar la inflamación y el sangrado de las encías (gingivitis). Y con eso aumenta el riesgo de infección y de enfermedad periodontal, que puede llegar a provocar la pérdida de piezas dentales.

Caries y mal aliento: el estrés está muy relacionado con la ansiedad por comer y, en concreto, por el dulce. Llevados por los nervios, son muchos los que buscan consuelo en la ingesta de dulces y bebidas azucaradas. Esto favorece la obesidad y la diabetes y también aumenta el riesgo de caries y mal aliento. El consumo de azúcar genera ácidos en la boca que crean las condiciones idóneas para que actúen las bacterias que provocan la caries y se genere mal aliento.

Bruxismo: es una de las consecuencias más comunes del estrés, ya que lleva apretar los dientes de forma inconsciente, en especial durante el sueño. Esta presión, que puede llegar a ser cinco veces más fuerte de la que realizás al masticar, puede provocar desgaste del esmalte dental, dolor en la mandíbula o sensibilidad dental.

Consejos para que no afecte a tu salud bucodental:

– No te saltes los cepillados aunque comas en la oficina. Cambiá cada tanto el cepillo de dientes de tu neceser cada mes, ya que este tiene menos ventilación que el que usás en tu casa, puesto que en el trabajo lo guardamos directamente.

– Relajá la mandíbula. Si notás que la tensás mucho y no podés controlarlo acudí a un especialista para que evalúe si sufrís bruxismo. Si sos consciente de que apretás, intentá relajarla.

– Comé sano y bebé agua. Estos consejos, junto con una correcta higiene bucal, son tu mejor seguro para evitar patologías orales.

Por supuesto, también hay que actuar sobre el origen del problema que es el estrés.

Fuente: Saber vivir TV

Continuar leyendo

Salud

Remedios naturales para ahuyentar gatos de tus plantas

Métodos inofensivos para que no se acerquen a tus plantas

Los gatos se acercan a las plantas debido a que lo traen en su instinto. Si no sabés cómo ahuyentarlos, estos son algunos remedios naturales que podés preparar sin lastimarlos o causarles algún daño.

Pimienta en las plantas: colocá algunas pimientas gordas en la tierra. A estos animales no les gusta el olor de esta especia, por lo que es perfecto para que no se acerquen a tus plantas. También podés optar por espolvorear pimienta molida, sin embargo, asegurate que solamente sea un poco.

Limón: si vivís en un lugar donde hay muchos gatos, podés optar por esta opción ya que este olor les causa mucho desagrado. Colocá un recipiente con varias rodajas de limón sobre tu planta, sin embargo, es importante que no rocíes su jugo en la tierra, ya que esto podría cambiar el pH de tus plantas y dañarlas severamente.

Plantas: así como hay plantas que atraen a los gatos, también las hay aquellas que los repelen. Podés colocar lavanda, tomillo o romero alrededor de tu jardín o el área donde tengas tu rincón verde, pues su olor los ahuyentará y así no se acercarán. Es crucial que no coloques plantas tóxicas para mascotas, pues en caso de que la consuma podría provocarle graves daños.

Fuente: Panorama

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR