Política

Encapuchados entraron a la casa de Cimadevilla: “No descarto que detrás esté el Gobierno”

Los ladrones se llevaron documentación de la casa del ex senador y rompieron el disco rígido de su computadora personal; "no fue un robo, pedían documentación", explicó el ex integrante de Cambiemos

lunes 16 de abril de 2018 - 11:37 am

“No fue un robo”, se apresuró en declarar el ex senador radical Mario Cimadevilla. Un grupo de encapuchados ingresó por la fuerza a su domicilio en Trelew, capital de Chubut, y robaron armas, documentación y rompieron la computadora del político.

Semanas atrás, Cimadevilla mantuvo un fuerte cruce público con el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien impulsó su expulsión de la Unidad Especial de Investigación por la causa AMIA.

“Encapuchados entraron a mi casa, se llevaron documentación y me rompieron la computadora. No fue un robo”, afirmó el ex senador radical, quien advirtió: “No descarto que detrás del robo esté el Gobierno y los servicios de inteligencia”.

garavano-y-cimadevilla

En declaraciones a FM La Patriada, el ex funcionario del Ministerio de Justicia señaló que “nadie del gobierno nacional se comunicó” tras el asalto. Según explicó, el sábado pasado ingresaron personas encapuchadas en su casa, quienes “maniataron” a su personal doméstico y les hicieron preguntas por documentos. “La policía me dijo que no parece para nada un robo”, sostuvo el dirigente.

“Estuvieron una hora o un poco más de una hora. Mientras estaban adentro, se comunicaban con gente que no estaba en el domicilio”, detalló Cimadevilla en diálogo con Radio 3 de Trelew. “Fueron directamente a la computadora, le rompieron el disco; a las notebook le sacaron los discos, y no se la llevaron”, precisó. Por esta razón, sostuvo que “este robo está vinculado a las denuncia que uno ha hecho en el último tiempo”.

“Sinceramente, no tengo más que papeles como títulos de propiedad de mi casa, y después la computadora la uso para leer el diario, no sé que creían que podría haber. Lo que más lamento es que me llevaron un viejo rifle Winchester que era de mi abuelo, una reliquia, y dos armas que tengo registrada: una 38 y una 9 milímetros”, continuó.

“Agradezco los mensajes de acompañamiento y solidaridad que me han mandado. A todos les digo que el móvil no fue el robo y también les digo que estas cosas lejos de amedrentarme me dan más fortaleza para seguir con mis luchas. Los golpes que recibimos nos deben fortalecer”, escribió en su perfil de Twitter.

COMENTARIOS