Seguinos en nuestras redes

Sociedad General

Reveló un antiguo secreto días antes de morir y estremeció a un pequeño pueblo de Alaska

En un pueblo de 2000 habitantes, un caso de abuso sexual conmocionó al pueblo de Haines y afectó a una respetada figura del lugar.

Unos días antes de morir, Rick Martin, que sufría de una enfermedad mortal, reveló que una de las personas más respetadas de Haines, un pequeño pueblo de Alaska, lo había abusado durante su infancia, en una serie de grabaciones que estremecieron a los vecinos.

“Esto se remonta a muy lejos y probablemente muchos de los muchachos recuerden esto. Tuve que mantener mi boca cerrada sobre esto”, comenzó Martin en uno de sus mensajes, reproducidos por el Chilkat Valley News.

El hecho de que Martin no contara la verdad tiene que ver con que el abusador era Karl Ward, un aclamado profesor con 22 años de trayectoria que se había ganado el respeto de sus habitantes, entre ellos el de Martin, pero que en realidad había afectado durante sus años de profesor a al menos cuatro hombres más que luego salieron a confirmarlo.

El día que ocurrió el hecho, el hombre que decidió quitarse la vida por un cáncer de hígado, recurrió a su padre quien, desconcertado, le dijo: “Somos nativos y él es el superintendente blanco. Así que tú sabes, tenemos que seguir adelante”, fue la respuesta de su padre al momento del abuso.

Ward había llegado desde Filadelfia a Haines en 1947. Al princpio trabajaba para las Misiones Nacionales de la Iglesia Prebiteriana y luego se trasladó a uno de los orfanatos del pueblo de inmediato, donde trabajaba con niños. Fue en 1954 cuando pasó a enseñar en el Haines High School, un instituto donde han colocado placas en su honor y donde los hechos atroces comenzaron a gestarse.

Sin embargo, luego de muchos años y tras revelarse el secreto, las placas que decoraban el Haines High School fueron desplazadas. La historia, tarde, ahora cambia. El aclamado profesor ya no es más que un abusador y Martin, finalmente, descansa en paz.

Sociedad

El fuerte testimonio del vecino de Delfina Pan, la joven diseñadora apuñalada en Miami

Un testigo que vive en el mismo edificio que habitaba la argentina aseguró haber visto al presunto culpable antes del trágico desenlace.

El crimen de Delfina Pan, la diseñadora gráfica de 28 años que fue apuñalada en Estados Unidos, no solo generó conmoción en toda la Argentina sino también en Miami, ciudad en la que residía desde hace varios meses. Recientemente, uno de sus vecinos habló con los medios argentinos y realizó fuertes declaraciones que involucran al presunto femicida.

Según relató en una entrevista brindada a TN, Delfina se había mudado al complejo ubicado en la avenida Harding al 7330, a poco más de 200 metros de la playa, en North Beach, “hacía cinco o seis meses” y siempre hablaba con ella porque hay muy pocos vecinos en el edificio.

“Sabía que ella venía desde la Argentina. No puedo creerlo. Y el chico que hizo esto lo vi, literalmente, subir por las escaleras hacia el departamento mientras yo salía para el trabajo”, aseveró.

“Yo vivía dos pisos abajo del suyo. Es muy loco [todo]”, contó. Por otro lado, reconoció que no sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió con la muerte de la joven diseñadora gráfica. “No tengo idea qué pasó. Vi al hombre que lo hizo cuando yo me estaba yendo al trabajo”, repitió y aclaró que desconocía el vínculo de la joven con el presunto culpable.

De acuerdo con su testimonio, Delfina vivía con una amiga en el departamento, con quien tenía muy buena relación y eran muy amigas. Además agregó que esa chica habría estado en el departamento cuando sucedió todo. “Creo que su compañera estaba ahí cuando pasó esto. Seguramente va a quedar traumada después de esto”, subrayó.

Según el vecino y también testigo del caso, el hombre con el que se topó sería el autor del femicidio: “Creo que la pelea fue con ese hombre, pero no sé quién era él”, aclaró

“La chica era muy inocente y amable, que solo iba a trabajar. Me siento muy mal porque no tenía familia acá”, manifestó el hombre.

Continuar leyendo

Sociedad General

La dolorosa carta de despedida del padre de Delfina Pan, la argentina asesinada en Miami

La joven, de 28 años, fue asesinada en su departamento y los investigadores sospechas de un hombre que se habría obsesionado con ella y la perseguía en el último tiempo

El padre de Delfina Pan, la joven argentina asesinada en Miami, escribió una dolorosa carta para despedir a su hija, de 28 años, asesinada a puñaladas el lunes por la tarde, en el departamento que ocupaba junto a una amiga en la calle 73, a la altura de la avenida Harding, en el Norte de Miami Beach.

Hasta el momento, el asesino se encuentra prófugo, pero según el relato de sus amigas se trataría de un hombre que se habría obsesionado con ella en el último tiempo.

El padre de la joven que se había ido a vivir a Estados Unidos en el 2020 la recordó con una emotiva carta de despedida que comienza explicando: “Delfi, qué noche trágica, te fuiste y ni se como. Todo amor. Todo, chispa y energía. Todo candor. Mi hijita del alma, mi primera mujer… Llegaste en un febrero caluroso, un solcito que calentó mi alma”.

Y continúa: “Mi Delfi, mi amor, te fuiste y no sé cómo… Sé que donde estés serás como esa campanita sonriente, esa campanita alegre, esa campanita que siempre alegró mi alma. Delfi, hija mía, cuánto dolor no esperado, cuánto calor disipado”.

Luego, el padre se pregunta: “¿Por qué te fuiste, ojitos azules? ¿Por qué te fuiste, sonrisa alegre? ¿Por qué tendré que llorar en los rincones, en mis momentos íntimos, como vos lo hacías, porque siempre mostraste la alegría y no el llanto?”.

En la carta, el padre de Delfina recordó que, a sus tempranos 4 años de edad, la joven era la encargada de atar los cordones a todos sus compañeros de jardín de infantes, y que cuando él le preguntaba dónde lo había aprendido, ella aseguraba: “De la vida, papá, de la vida”.

Leé la carta completa de José Pan

Continuar leyendo

Judiciales

Golpiza al playero: la Justicia cree que al menor acusado lo protege su familia y lo buscan en el interior del país

La Polícia llevó adelante 11 allanamientos en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires: secuestraron documentos, 22 celulares y un arma

Mientras Arturo López (66), el playero de un estacionamiento de Monserrat agredido el 19 de noviembre pasado tras una discusión con un cliente, continúa internado y pelea por su vida, Carlos Manuel A., el adolescente de 17 años que lo golpeó, sigue prófugo.

“Estoy cansada, estoy harta de esta rata de mierda que no aparece. Hijo de puta, te odio, nos arruinaste la vida. Y ahora están especulando con que si mi papá se mejora o no se mejora, y para nosotras es una tortura seguir así”, expresó Florencia, una de las hijas de Arturo, a LN+, en la puerta de la clínica del barrio porteño de Flores en la que su padre está internado en terapia intensiva.

En paralelo, la Justicia continúa investigando su paradero y ya realizó once allanamientos en la Ciudad y el Conurbano tras una pista obtenida a través de informantes. Sin embargo, el joven no se encontraba allí. Hasta el momento, la principal hipótesis que manejan es que está siendo protegido por familiares o miembros de la comunidad gitana.

Según informa La Nación, la familia del adolescente prófugo tiene vasos comunicantes con clanes de Corrientes, Rosario y Santa Cruz dedicados a cometer secuestros virtuales y a “doblar” autos.

El hecho de que el acusado continúe prófugo de la justicia fue motivo para que su abogado, José Pereyra, dejara la defensa de su representado: “Hago saber mi renuncia al cargo de defensor particular del menor, teniendo en cuenta la actual situación de incertidumbre, por la cual dejo en libertad a sus progenitores para decidir el nombramiento de un nuevo profesional o un defensor oficial que continúe la labor en la defensa”, manifestó en un comunicado.

Con respecto a la búsqueda del acusado de agredir a Arturo, la policía allanó once domicilios en territorio porteño, Moreno y en Caleta Olivia, Santa Cruz. En esos allanamientos se secuestraron 22 celulares,un arma y la documentación del Mercedes y el BMW que protagonizaron el incidente en el cual el adolescente noqueó de un golpe al playero. También lo buscan en Corrientes, donde viven algunos de sus familiares.

“Estoy cansada, estoy harta de esta rata que no aparece. Nos arruinaste la vida”, dijo entre lágrimas Florencia, una de las hijas de Arturo López.

En la puerta de la clínica Iteba del barrio de Flores, la mayor de las hijas del empleado del garaje de Monserrat arremetió contra su atacante, a quien acusó “de estar especulando” con la recuperación del hombre. “Para nosotras es una tortura seguir así”, afirmó a la prensa. De tal manera, le pidió al imputado “que se entregue” a la vez que lo señalaron como quien “les arruinó la vida”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR