Superliga

¿La mano de dios?

El volante de Independiente extendió groseramente el brazo en propia área, y tras un golpe de cabeza de Nández, el balón terminó tocando en zona prohibida. El árbitro Penel no cobró infracción.

lunes 16 de abril de 2018 - 4:48 am

Independiente le ganó 1-0 a Boca Juniors, y desde el resultado no hay discusión que el triunfo es merecido.

Sin embargo, sobre el final, los visitantes tuvieron la posibilidad de recibir un penal que los hubiera acercado al empate.

En el 45′, tras un centro, Nahitan Nández cabeceó el balón, que terminó tocando en el brazo de Gonzalo Verón, quien lo extendiera groseramente en zona prohibida.

El árbitro del partido, Ariel Penel, no cobró infracción, pero instaló la polémica.

COMENTARIOS