Salud

Cómo hacerte un automasaje relajante en los pies

Tomate unos minutos y todo el resto del cuerpo también te lo va a agradecer

domingo 15 de abril de 2018 - 7:32 am

Las tensiones del día, la ansiedad, los problemas y el cansancio se acumulan en determinadas zonas de nuestro cuerpo y lo notamos cuando comienzan a sentirse los dolores. Con frecuencia la zona de las plantas de los pies es una de las más afectadas, al igual que la columna, el cuello y los hombros. Por eso un automasaje relajante es algo que todos deberíamos saber hacer.

Para aliviar los dolores y la tensión podés probar realizándote un automasaje relajante en los pies. Esto también te ayudará a dejar de pensar por un rato en aquello que te estresa y es una buena excusa para dedicarte un momento a vos mismo, en el que podés escuchar música que te relaje y ponerte cómodo por un rato.

Automasaje relajante en los pies

  • Si tenés los pies cansados podés presionar con los dos pulgares una línea imaginaria que va desde el talón hacia los dedos. Luego pasa los nudillos tres o cuatro veces por toda la planta del pie, ejerciendo cierta presión y procurando movilizar todas las articulaciones. Verás que este automasaje relajante en los pies te traerá un alivio inmediato.
  • Otra manera de realizarte un automasaje relajante en los pies es realizar ejercicios con una pelota: posá tu pie sobre la pelota y dejá que el peso de tu cuerpo caiga sobre esa pierna. Realizá movimientos lentos con el pie sobre las zonas dolorosas.

  • Para relajar la columna puedes también realizarte automasajes en los pies ya que estos reflejan los dolores que sienten en la columna vertebral. La zona a trabajar es la del lado interno del pie, desde el talón hasta el extremo del dedo gordo. Es frecuente que al presionar sobre esta zona sientas dolor. Con el pulgar presioná hasta sentir el hueso y concentrá el masaje sobre esa zona. Luego deslizá el pulgar para ir subiendo. Concentrá la atención y la intensidad en los puntos más molestos.
  • Para relajar las piernas cuando las sentís pesadas podés realizarte un automasaje relajante con el talón de un pie sobre el empeine del otro pie. De esta manera relajarás tobillos y pies y podés alternar varias veces entre un pie y otro aplicando fuerza con el talón correspondiente.

Fuente: Cuerpo Mente

COMENTARIOS