Política

Analista afirma que Ricardo Echegaray prepara una bomba de tiempo

Todos a la misma bolsa: entre la espada y la pared, el ex titular de la AFIP amenaza con sacar a la luz documentación comprometida de Abad, los Macri, López y Báez

sábado 14 de abril de 2018 - 10:40 am

Ricardo Etchegaray fue procesado este viernes en una causa por supuesto contrabando agravado de autos diplomáticos por el juez en lo penal económico, Diego Amarante. Pero el ex titular de la AFIP no se va a quedar de manos cruzadas.

Según asegura Jorge D Boimvaser para Tribuna de Periodistas, Echegaray supo oficiar de asesor de Mauricio Macri mientras estaba al frente de la AFIP porque ambos eran amigos desde hace años, y el funcionario pensó que ese vínculo iba a ser suficiente para frenar la embestida contra él tras el cambio de gobierno.

Aunque no esperaba que Macri moviera influencias para salvarlo de los presuntos ilícitos cometidos al frente del organismo recaudador, Echegaray nunca pensó que el presidente iba a nombrar en la AFIP al verdadero salvador y protector de los Lázaro Báez, Cristóbal López y otros grandes evasores al que le perdonó la vida: Alberto Abad, quien estuvo al frente de la AFIP de Cristina Kirchner.

Y menos pensó que se le iban a atribuir a él las irregularidades cometidas por Abad, que propició el cierre de todas las empresas que evadían impuestos con la nefasta consecuencia de dejar miles de personas sin trabajo, mientras que Echegaray tuvo la idea de darles condiciones de pago para permitir que las firmas permanecieran activas y sus trabajadores no perdieran el empleo.

En la trama también entra Luciano Botto, un funcionario de la AFIP investigado ahora por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) por sus extraños procederes en favor de Echegaray: al parecer, Botto realizaba fastuosos viajes a Miami junto con su suegro y 11 familiares más en supuestas vacaciones, pero había más que eso.

Cuando se fue de la AFIP, Echegaray llevó copias digitalizadas y embaló miles de carpetas de maniobras sucias que eran perdonadas por el organismo, incluidos documentos sobre la familia Macri, y la AFI sospecha que Botto las escondió en el exterior.

Lo cierto que es hoy Echegaray se cansó de la persecución por delitos que él no cometió (está probado que a Báez y López, entre otros, les perdonó la vida Abad) y amenaza con sacar a la luz toda la documentación sobre evasiones multimillonarias.

COMENTARIOS