Curiosidades

Historia de barrios porteños: ¿por qué Palermo se llama así?

Las historias se cruzan al intentar conocer el origen del nombre de uno de los barrios más "cool" de Buenos Aires; Juan Manuel de Rosas, un protagonista estrella en la historia de la zona

viernes 13 de abril de 2018 - 3:48 pm

Por Gonzalo Odriozola – @gonza_odriozola

El barrio de Palermo es reconocido como el área de la ciudad en el que confluyen el ruido, el caos, los shoppings, pero también la vida nocturna, los espacios culturales, los bares e innumerables parques y espacios verdes que dan vida a la ciudad e invitan a propios y ajenos a disfrutar de la diversidad de Buenos Aires. Pero, ¿cuándo nace este barrio y de dónde surge el nombre?

Antes de que el barrio perteneciera a Juan Manuel de Rosas, algunas versiones dicen que su propietario era el siciliano Juan Domínguez Palermo, quien a principios del siglo XVII adquirió esas tierras cuando todavía eran bajas y cotizables, pero que como eran aptas para la agricultura, su valor comercial comenzó a elevarse y fue recayendo en manos de algunos hombres de negocios, entre ellos Rosas.

La otra versión es aún más confusa y asocia el nombre de Palermo tanto a un arroyo como a un oratorio que estaban conectados. Según cuentan, la suegra de un señor llamado Torrecillas, quien fuera dueña del primer terreno que compró Rosas, le dio nombre al barrio porque denominaba “Arroyo de Palermo” a un curso de agua cuya vista, sumada al humo que salía de los mataderos, le traía recuerdos de su viaje a Sicilia. Este arroyo corría además por la quinta de los Unzué, donde un vecino había levantado una capilla a San Benito, para que sus esclavos negros pudieran asistir a misa los domingos. El arroyo y la capilla se combinaron formando “Palermo de San Benito”.

La quinta "Palermo de San Benito", propiedad de Juan Manuel de Rosas
La quinta “Palermo de San Benito”, propiedad de Juan Manuel de Rosas

Según la segunda versión, cuando Juan Manuel de Rosas fue elegido gobernador de Buenos Aires, éste compró 540 hectáreas de este terreno, que en ese momento se lo conocía ya como “Palermo de San Benito”, y mandó a edificar una quinta que serviría como residencia y sede de gobierno. Ésta estaba ubicada en la esquina sudeste de las actuales avenidas del Libertador y Sarmiento. Luego de la batalla de Caseros, la quinta fue ocupada por Justo José de Urquiza, y con posterioridad a esos agitados años, el terreno se convirtió en sede de la Escuela de Artes y Oficios, del Colegio Militar y de la Escuela Naval. En 1899 la quinta fue demolida para dar lugar al Parque 3 de Febrero (recordando la fecha donde, en 1852, Rosas fuera derrotado en la Batalla de Caseros).

COMENTARIOS