Sociedad

Golpes, empujones y gases en la 9 de julio: la Policía se enfrentó con obreros despedidos

Fue durante la protesta de los mineros de Río Turbio. Hay un detenido

miércoles 11 de abril de 2018 - 11:49 am

Poco después de las 10 de la mañana, comenzaron los incidentes entre la Policía de la Ciudad y la Infantería contra los manifestantes que reclamaban por los mineros despedidos de Río Turbio.

La columna de manifestantes, que contaba además con la presencia de trabajadores despedidos del INTI, del Hospital Posadas, de Ferrobaires y de las empresas alimenticias Pepsico y Cresta Roja, comenzó a marchar desde las ocho de la mañana por la Avenida 9 de Julio, en dirección al Congreso.

Sin embargo, todo se desmadro a la altura de las avenidas 9 de Julio y 25 de Mayo.

Según comentaron los testigos, el cordón de policías que acompañaba a los manifestantes de repente se posicionó para interceptar el avance de la marcha y allí comenzó el conflicto.

“Nosotros nos estábamos manifestando pacíficamente para que no haya ningún percance. De repente, no sé quién dio la orden, pero nos cercaron como si fuéramos de un jardín de infantes y nos empezaron a pegar”, afirmó uno de los mineros al canal C5N.

El diputado nacional Nicolás Del Caño inició una discusión con uno de los responsables de la seguridad del evento y a los pocos minutos se desató la violencia. Hubo bastonazos, lanzamiento de gas pimienta y forcejeos.

Según comentaron los manifestantes, quedó un solo detenido. Se trata de un minero de apellido Uribe que se vio involucrado en los incidentes con la policía.

El grupo de mineros de Río Turbio advirtió que no se moverá de la zona hasta que el trabajador detenido recupere la libertad.

“Después de una manifestación pacífica de todos los trabajadores que están reclamando en contra de los despidos, en un momento no dejaron continuar la movilización. Allí empezaron a tirar gases y a golpear a las trabajadoras y a los trabajadores en una cosa inexplicable”, afirmó el diputado Del Caño.

El centro porteño se convirtió en un caos durante toda la mañana. Es que a la marcha de las diferentes agrupaciones sociales y trabajadores despedidos se les sumó la masiva manifestación de taxistas contra la actividad de la empresa Uber.

Crédito foto: Soledad Vicente, para La Nación

COMENTARIOS