Caso Lázaro Báez

Alertan que la “nueva” mafia del oro involucra a Lázaro Báez

Se calcula que fue una mega defraudación millonaria con perjuicios al Estado Nacional desde el Yacimiento Minero de Agua e Dionisio (YMAD)

miércoles 11 de abril de 2018 - 8:25 am

Un negocio perfecto que consistía desde el Yacimiento Minero de Agua e Dionisio (YMAD), un organismo interestatal, vender lingotes de oro a precio vil de manera indiscriminada a empresas privadas “amigas”: un juez decidió citar a indagatoria a empresarios y funcionarios del Gobierno anterior.

Según indica el periodista Sergio Farella, se calcula que fue una mega defraudación millonaria con perjuicios al Estado Nacional desde el YMAD, un ente conformado por la Universidad de Tucumán, la provincia de Catamarca y el Poder Ejecutivo Nacional.

Una auditoría realizada en 2016 en el organismo detectó que se había vendido gran cantidad de lingotes de oro a empresas privadas, una de ellas vinculadas a los hijos del empresario detenido Lázaro Báez; pero también irregularidades ante la sospecha de pago de sobreprecios entre el 219 y 464 por ciento en la compra de cianuro de sodio.

El YMAD integrado al sector minero tiene entre sus actividades la producción de lingotes de oro aunque el valor de venta siempre fue bajo ya que es un proceso costoso y sólo se mantenía a fines de preservar un status a nivel nacional y mundial.

Tanto es así que en 2008 se producían 12,5 kilos para ya en 2015 unos 1155,25 kilos en lingotes: el 80 por ciento de las ventas además siempre se hacía a las mismas empresas, muchas de las cuales nada tenían que ver con el sector minero.

La auditoría que realizó la firma Deloitte analizó 142 expedientes de venta de oro por un total de 808.719.545 millones de pesos entre 2014 y 2016, y surgió que siempre habían intervenido las mismas empresas que estaban vinculadas entre sí.

Una de las empresas que intervino fue Siembra y Comercialización de Granos SRL, la cual según trascendidos estaría vinculada a los hijos del empresario detenido Lázaro Báez.

“Las empresas denunciadas podrían haber utilizado a YMAD para introducir fondos de dudosa procedencia y comprar oro, a un valor que habría sido menor al de mercado y se habría posibilitado a los compradores a adquirir grandes cantidades de la divisa estadounidense”, sostuvo el juez.

COMENTARIOS